Estudiar la carrera de Enfermería


Elije de entre la lista de países donde estudiar Enfermería:

AlbaniaAlemaniaAndorraAntigua y BarbudaArabia SauditaArgentinaAustraliaAustriaBahamasBangladeshBeliceBoliviaBotswanaBrasilCabo VerdeCanadáChileChinaColombiaCorea del SurCosta RicaDinamarcaEcuadorEgiptoEl SalvadorEsloveniaEspañaEstados UnidosEtiopíaFilipinasFinlandiaGhanaGuamHaitíHong KongIndiaIndonesiaIraqIrlandaIslandiaIslas Vírgenes de los Estados UnidosItaliaLíbanoLituaniaMacaoMaltaMéxicoNamibiaNepalNigeriaNoruegaNueva ZelandaPaíses BajosPalestinaPanamáPapua Nueva GuineaPerúPortugalPuerto RicoQatarReino UnidoRepública CentroafricanaRepública ChecaRepública de SudáfricaRusiaSamoaSamoa AmericanaSierra LeonaSingapurSudánSueciaSuizaTailandiaTanzaníaUcraniaUruguayZimbabue

Estudiar Enfermería se orienta hacia una profesión muy particular, que , por un lado, implica el desarrollo de una ciencia y, por otro, de un arte en el dominio de las relaciones sociales. En un estricto sentido, la Enfermería constituye una profesión sanitaria que posee como objetivo la asistencia de la salud y la atención orientada al ser humano -como individuo, como grupo y como unidad básica de la sociedad en cuanto conforma una familia, comunidad o localidad- en la realización, conservación y mejora del bienestar y propósito óptimo de vida.

Dentro de este exigente contexto, un profesional de la Enfermería debe desarrollar muchas funciones esenciales, tales como: Evaluar, planificar, ejecutar y proporcionar una eficiente atención a los pacientes, en forma individual e independiente. Debe, además, proyectar estas mismas funciones en colaboración con todo el personal médico y proporcionar los cuidados intensivos de arsenalería -fundamentales para ayudar en casos severos de trauma y cirugía.

El profesional que se desempeña en Enfermería puede ser, además, un investigador, un administrador o un docente. De igual forma, puede desenvolverse, profesionalmente, en diferentes entornos, como en los hogares de los pacientes, en comunidades, en hospitales, en asilos de ancianos, en clínicas, en empresas industriales, como instructor clínico en el aula, así como en hoteles y establecimientos de educación, sólo por nombrar algunos ámbitos donde su labor es más conocida.

Antes de la existencia de la Enfermería, como actividad y profesión, existía una base de asistencia, cuyos servicios eran ofrecidos por religiosas y médicos militares -raíces todavía muy evidentes en las directrices que orientan la Enfermería moderna-. Por ejemplo, en Gran Bretaña a las enfermeras Senior se las continúa llamando "hermanas". Florence Nightingale fue la fundadora de la Enfermería. Como precursora de este hermoso servicio, fue responsable del desarrollo significativo en el reconocimiento de la Enfermería -durante la época de la guerra conocida como Guerra de Crimea- asumiendo la labor de mejorar las condiciones de los soldados heridos.

 El 21 de octubre 1854, cuando ella y 38 enfermeras voluntarias, fueron enviadas a prever las condiciones de salud de los soldados heridos en el campamento principal de Gran Bretaña, Florence Nightingale se percató de la grave condición del lugar, empeorada por el escaso personal y e exceso de trabajo médico, la escasez de los suministros de medicamentos, el descuido de la higiene de los pacientes y la propagación de una infección masiva que aumentó el riesgo de la asistencia. Nightingale observó que la falta de ventilación y el mal estado de la red de alcantarillado eran dos de las principales causas de la enfermedad infecciosa. Dispuso que las ventanas se abrieran para permitir la ventilación suficiente y que los sistemas de alcantarillado fueran limpiados y fumigados en profundidad. Las mejoras fueron inmediatamente observadas en la salud de los soldados, así como en el saneamiento del campo militar. Cada una de sus eficientes acciones fue registrada en el libro "Notas sobre Enfermería", en donde, además, es reconocida como la Dama de la Lámpara, apodo extendido universalmente.

El primer país que se ajustó, legislativa y jurídicamente a la normativa profesional que exigía la Enfermería, a nivel mundial, fue Nueva Zelanda, a través de la adopción del Registro de Enfermeros, promulgado por la Ley del 12 de septiembre de 1901. El primer profesional registrado fue Ellen Dougherty. La Ley de Licencias de Enfermería se aprobó en el año 1903, por el estado de Carolina del Norte, haciéndose extensiva a todo el país y posteriormente a todo el mundo.

Hoy en día, el estudio profesional de la Enfermería incluye el estudio amplio de las teorías y las prácticas de una gran diversidad de conocimientos y disciplinas, así como la formación en habilidades en las diversas clínicas y áreas de la comunidad nacional e internacional. Un profesional de este campo, precisa de una o más credenciales para trabajar en la profesión de Enfermería, en función del ámbito de aplicación elegido y el tipo de práctica y educación que haya cursado. Los ámbitos de formación racionados con la Enfermería, van desde el Auxiliar de Enfermería o Licenciado en Enfermería Práctica -también conocido como enfermera con licencia profesional- y Enfermería de Estado -responsables en la prestación de conocimientos de alta tecnología científica, psicológica y en el cuidado de los pacientes y de sus familias, en el entorno de atención sanitaria.

Estudiar Enfermería, en un amplio sentido, ofrece al estudiante la opción ideal para proporcionar, en un futuro profesional, una atención óptima a los seres humanos, en todas las etapas de la vida y en todos los estados de bienestar, ya sea normal o anormal. Por lo mismo, actualmente, el primordial objetivo de la Enfermería es mantener y optimizar las normas y competencias de la asistencia sanitaria, que reciben todos los sectores de la población mundial.

La Enfermería -originariamente denominada como arsenalería, por su funcionalidad en pabellón de cirugía -desempeño que aún se desempeña como orientación auxiliar- constituye una profesión excepcional, por cuanto complementa la aplicación del progreso científico y tecnológico con el servicio de la asistencia integral y humana, como un recurso humano indispensable e insustituible en la interacción personal con los enfermos y la comunidad en general.

Descripción de la carrera:

La carrera de Enfermería pertenece al área de las Ciencias de la Salud, que comprende muchas modalidades pertinentes a la asistencia hospitalaria -en todas sus funciones-, la docencia educativa, la asesoria y evaluación de proyectos y funciones del sistema sanitario, entre otras.

Los conocimientos de enfermería y los aspectos de procedimiento respecto de las competencias profesionales corresponden a la parte científica, mientras que la base de una relación amorosa y positiva con el paciente, así como con la familia del paciente, a través de la aplicación de los conocimientos, habilidades y actitudes humanitarias, propias del ámbito en la enfermería, constituyen el arte del servicio asistencial humano.

Calidades del estudiante:

El perfil de los estudiantes estimulados por estos estudios académicos se sustenta en un perfil humano y vocacional de excepción. Las competencias y calidades se centran en un temple de ánimo equilibrado, carácter tenaz, capacidad de comunicar y dialogar positivamente, paciencia y concentración, servicio humanitario, personalidad afable, espíritu de colaboración, alto nivel de responsabilidad, capacidad de empatía, comprensión ante procesos de dolor y muerte.

Planes de estudio:

En líneas generales, corresponde a un área profesional sanitaria que se imparte a nivel de educación superior en universidades y academias acreditadas, a través de un ciclo de teoría y práctica con un primer ciclo terciario que forma al profesional auxiliar, arsenalera o tecnóloga en Enfermería y un segundo ciclo que forma al licenciado en Enfermería Práctica, también conocido como enfermera con licencia profesional y Enfermería de Estado -responsables en la prestación de conocimientos de alta tecnología científica, psicológica y en el cuidado de los pacientes y de sus familias, en el entorno de atención sanitaria.

Inserciones laborales y expectativas ocupacionales:

El profesional que se desempeña en Enfermería puede ser, además, un investigador, un administrador y un docente. De igual forma puede desenvolverse profesionalmente, en diferentes entornos, como en los hogares de los pacientes, en comunidades, en hospitales, en asilos de ancianos, en clínicas, en empresas industriales, como instructor clínico en el aula, así como en hoteles y establecimientos de educación, sólo para nombrar algunos de los ámbitos donde su labor es más conocida.