Estudiar la carrera de Arquitectura


Elije de entre la lista de países donde estudiar Arquitectura:

AlemaniaAntillas NeerlandesasArabia SauditaArgeliaArgentinaAustraliaAustriaAzerbaiyánBahreinBangladeshBélgicaBoliviaBosnia y HerzegovinaBotswanaBrasilCabo VerdeCamboyaCanadáChileChinaChipreColombiaCorea del SurCosta RicaCroaciaCubaDinamarcaEcuadorEgiptoEl SalvadorEmiratos Árabes UnidosEsloveniaEspañaEstados UnidosEstoniaEtiopíaFilipinasFinlandiaFranciaGreciaHondurasHong KongIndiaIndonesiaIránIraqIrlandaIsraelItaliaJamaicaKenyaLaoLetoniaLíbanoLiechtensteinMacedoniaMaltaMéxicoMozambiqueNepalNicaraguaNigeriaNueva ZelandaOmánPaíses BajosPanamáPerúPortugalReino UnidoRepública de SudáfricaRepública EslovacaRusiaSingapurSudánSueciaSuizaTanzaníaTurquíaUcraniaUruguayVenezuelaYemen

Estudiar Arquitectura es una actividad que se plasma a través de la historia de la humanidad. Pore lo mismo, la Arquitectura ha sido vista como una disciplina polivalente, por cuanto proyecta, diseña, crea y construye espacios con la finalidad de satisfacer múltiples necesidades humanas, desde las más esenciales, propias de la vida cotidiana, hasta las más sofisticadas, propias del espíritu.

En concordancia con la versátil naturaleza de esta disciplina, el Arquitecto debe ser un profesional capaz de conjugar todos los elementos, componentes y circunstancias que forman parte, material e inmaterialmente, del estudio o diseño que proyecta –donde los conceptos de función, economía, volumen, luz, forma, estilo, estética y muchos otros, juegan un papel fundamental, sin perder la percepción y macrovisión de la totalidad.

En igual medida, el Arquitecto deberá ser capaz de interpretar y solucionar problemas locales, regionales y nacionales, en el medio rural y urbano, sin dejar de analizar las responsabilidades en relación con el patrimonio arquitectónico y urbano y, en general, con el patrimonio cultural y artístico.

El Arquitecto enfoca su desempeño profesional en la elaboración de estudios preliminares, diseños, modelos, dibujos, especificaciones y documentación técnica, coordinación de documentación técnica y actividades de otros profesionales especializados en múltiples disciplinas. Dentro de este contexto, se deduce que el Arquitecto deberá conocer y dominar, junto a los fundamentos teóricos y prácticos de su profesión, los fundamentos que dan vida a la ética y legislación que rigen el desempeño y práctica de la profesión – incluyendo todos los componentes que hacen referencias al territorio, medio ambiente, vivienda, cultura, etc.

Sobre este conocimiento y dominio podrá perfeccionarse en torno a una multitud de modalidades de especialidad, dependiendo de los conceptos y áreas en las que desee gestarse -creativa y profesionalmente-. Tal es el caso de la Urbanística, la Arquitectura de Paisaje, Diseño y Estilo, etc.

En el caso del Técnico Arquitectónico, su desempeño laboral estará centrado en actividades prácticas, tanto en la creación como adaptación de las tecnologías utilizables por entidades oficiales y privadas -entre otras actividades, desarrollará funciones en el control de obra, dibujo artístico, dibujo lineal, cartografía, dibujo mecánico, costos y presupuesto de obra, etc.

Las características, aptitudes y competencias que dan vida al perfil vocacional y humano, adecuado al estudio de Arquitectura, son de una multiplicidad y versatilidad, sólo comparable con la naturaleza propia de esta bella disciplina. Entre un amplio espectro, seleccionamos los requisitos esenciales:

- Elevado sentido de creatividad, expresado a través de la propuesta imaginística y plástica –sensibilidad y plasticidad de percepciones y expresiones concretas.

- Gusto por la realización de procesos y por la actividad industrial.

- Evidente talento para la elaboración de obras manuales, el diseño y la elaboración de maquetaría, expresando la creatividad fina de la expresión corporal por excelencia.

- Pensamiento y aptitud analítica, unida a la creatividad y a la inventiva.

- Capacidad de observación e interés por la indagación.

- Aptitudes innatas para desarrollar el planeamiento y la planificación, la dirección, el control y la evaluación de cualquier proceso o situación.

- Conocimientos avanzados en geometría, física, artes y dibujo técnico.

En su conjunto, los planes y programas de formación académica en Arquitectura, abordan: la Fundamentación Teórica, Práctica y Metodológica de los procesos de transformación y organización del espacio físico, en respuesta a las necesidades y características socioculturales y ambientales de un sujeto, colectividad, población o país. En síntesis, destacamos los más relevantes en la base de formación arquitectónica: Dibujo, Historia del Arte y la Arquitectura, Teoría de la Arquitectura y la Ciudad, Expresión, Historia, Estructuras y Construcción, Representación y Expresión Gráfica, Urbanismo y Medio Ambiente, Arquitectura -en todas sus modalidades, escuelas y estilos-, Proyectos, Diseño, Economía, Administración y Gestión, entre muchas otras disciplinas de asignatura.

El Arquitecto, al momento de egresar estará en condiciones de acceder a una amplia demanda ocupacional, debido a la versatilidad progresiva con que avanza y se transforma esta profesión. Por lo mismo, podrá desempeñarse laboralmente en los ámbitos de:

- Creación, Diseño, Planeamiento, Presupuesto, Gestión, Manejo, Asesoría, Intervención y Dirección Técnico-administrativa de proyectos y obras arquitectónicas urbanas.

- Investigación, Asesoramiento o intervención en aspectos relacionados con el desarrollo urbano, el patrimonio urbanístico, el ordenamiento territorial y urbano y en proyectos de paisajismo urbano y territorial.

- Además, podrá desempeñar actividades propias de la administración pública y privada que tienen que ver con el territorio, la ciudad y la Arquitectura.

Las modalidades de ocupación laboral del Arquitecto, además del libre ejercicio de su profesión, están abiertas a otros ámbitos de afinidad, tales como:

- Profesional al servicio de empresas -constructoras, inmobiliarias, consultorías, etc.

- Tasaciones y valoraciones.

- Peritajes.

- Técnico al servicio de la Administración Pública en cualquiera de sus diferentes ámbitos -local, autonómico o estatal.

- Control y dirección facultativa de obras de nueva planta, restauración y rehabilitación.

-Técnico competente en materia de seguridad y salud.

-Técnico de mantenimiento.

- Inspección Técnicas de Edificios. (ITE).

- Docencia.

Estudiar Arquitectura conduce a todo estudiante hacia una disciplina holística que provee ciencia, arte y técnica en la construcción de los espacios vitales del ser humano, propiciando –para cada necesidad particular- funcionalidad, confortabilidad, bienestar, seguridad, belleza, etc. En concordancia con el contexto histórico y cultural, los conocimientos científicos y tecnológicos, las necesidades sociales y toda la gama de condicionantes -a través de las cuales evoluciona esta transformadora disciplina.