Estudiar la carrera de Botánica


Elije de entre la lista de países donde estudiar Botánica:

AlemaniaArabia SauditaArgeliaArgentinaBangladeshBermudasBosnia y HerzegovinaBrasilBurundiCamboyaCamerúnCanadáColombiaCongo DRlCorea del SurCosta RicaCroaciaCubaDinamarcaEcuadorEgiptoEl SalvadorEmiratos Árabes UnidosEspañaEstados UnidosFijiFinlandiaFranciaGeorgiaGhanaGreciaGuyanaHaitíHondurasHungríaIndiaIndonesiaIránIraqIrlandaKenyaKirguistánLaoLesothoLíbanoMacedoniaMadagascarMauricioMozambiqueNamibiaNicaraguaNigeriaNueva ZelandaOmánPalestinaPoloniaPortugalReino UnidoRepública ChecaRepública de SudáfricaSamoa AmericanaSenegalSerbiaSierra LeonaSri LankaSudánSurinameSwazilandiaTanzaníaTrinidad y TobagoTurquíaUcraniaUgandaUruguayViet NamZambiaZimbabue

El aumento de las poblaciones humanas, la tecnología moderna y las prácticas industriales y agrícolas han contribuido a la creación de hábitats de vida caracterizados por alteraciones y problemáticas ambientales, susceptibles de empeorar con el paso del tiempo.

En última instancia, del ser humano dependen, algunos procesos imprescindibles para el nivel y calidad de vida, como la preservación de las plantas, la conservación del aire fresco, la sustentabilidad del agro, la producción de alimentos naturales, la conversión energética hacia combustibles, la elaboración de fibras, medicinas, materiales de construcción y la contribución al diseño de paisajes y ambientes estéticos.

En síntesis, todas las modalidades y áreas de especialización de la Botánica, contribuyen a ayudar al mundo a utilizar las plantas de una manera sostenible y a hacer frente a muchos de estos problemas ambientales.

Descripción de la carrera

Actualmente, la Botánica -conocida como el ámbito del estudio científico de las plantas- es reconocida como una disciplina que cubre un amplio espectro de áreas de especialización referidas a diversas modalidades de estudio de las plantas, de tal forma que da origen a una amplia gama de profesiones afines, con enfoques botánicos especializados.

En pocas palabras, la Botánica se puede dividir en las diversas áreas de especialización, tales como:  Etnobotánica, Anatomía de la planta, Ecología de las plantas, Genética de las plantas, Fitoquímica, Botánica Sistemática, Fisiología Vegetal, Paleobotánica, Microbiología, Morfología de las Plantas, Biología Molecular, entre otras.

Un Botánico, sea cual sea su área de especialización, generalmente, realiza diversos desempeños al aire libre, trasladándose a diversas zonas geográficas, locales y extranjeras, con el propósito de realizar aplicaciones de estudio e investigación, en torno a:

  • Los problemas ambientales.
  • El impacto de las acciones humanas en los hábitats ecológicos.
  • Las afecciones ambientales que experimentan  las plantas.
  • La actualización de sus nuevas utilidades.
  • La determinación de sus usos vitales para reducir daños ambientales, entre otros propósitos.
  • Calidades del estudiante

    Son necesarias las transferencias académicas de enseñanza secundaria cursada para optar a un pregrado o licenciatura en Botánica y las transferencias de éstas para proseguir estudios de especialización en cualquiera de sus áreas. Las competencias y habilidades vocacionales y personales son de correspondencia al siguiente perfil:

  • Profundo interés por las plantas y las ciencias naturales.
  • Integridad física y capacidad de resistencia física y psicoemocional.
  • Respeto por la preservación ecológica y conciencia ambiental.
  • Forma de vida enfocada en actividades al aire libre.
  • Predilección por los ambientes y experiencias naturales.
  • Capacidad para el estudio, trabajo y dedicación sostenida y permanente.
  • Enfoques científicos, resolutivos y creadores, entre otras calidades.
  • Planes de estudio

    El ámbito de la Botánica, en todas sus áreas y especializaciones, se estudia a nivel de universidades, debidamente acreditadas, generalmente a nivel internacional. Su estudio exige varios años de formación progresiva y experiencia, a partir de un pregrado, una licenciatura y una especialización en el área de estudios botánicos. Muchas universidades ofrecen, directamente, las especialidades a través de un solo plan de estudios.

    No obstante, se trata de una disciplina compleja que exige entre 5 u 8 años de estudios –para optar a licenciatura y niveles de postgrado, respectivamente-. Para continuar una carrera en la Botánica y progresar en las posiciones de enseñanza e investigación, es necesario obtener un título de maestría o doctorado.

    Inserciones laborales y expectativas ocupacionales

    Elegir una carrera en Botánica se traducirá en un desempeño profesional interesante, con una amplia variedad de opciones y oportunidades de inserción laboral. Muchos Botánicos operan en ambientes agradables, en trabajos de laboratorio,  expediciones de campo, en estudios de investigación y experiencias globales, formando parte de una red internacional de Botánicos que contribuyen a una mejor calidad de vida universal.

    Un licenciado en Botánica puede ampliar sus oportunidades de inserción laboral, como asistente técnico, técnico de laboratorio, agente del medio ambiente, guardaparques, consultores ambientales, funcionarios de medio ambiente, biotecnólogos, botánicos marinos, anatomista, etnobotánico, biólogo de la conservación, empresario de ecoturismo, horticultor, taxonomista, etc.  -trabajos que se encuentran generalmente en las organizaciones del gobierno, los ámbitos de educación, en las industrias y en los jardines botánicos y museos.

    Con la experiencia, nuevas ideas y el espíritu empresarial, el profesional en el ámbito de la Botánica puede administrar su propia consultoría botánica o ingresar en muchos otros campos del mundo científico y empresarial.

    Una de las primeras ciencias en ser desarrollada es el estudio de las plantas, comúnmente denominada Botánica en los tiempos modernos. De hecho, alrededor de 300 A.C., un botánico griego llamado Teofrasto escribió dos tratados sobre las plantas. Además de este precedente, existían otras etnias conocedoras de estas ciencias, tales como romanos, chinos e indios, pueblos que poseían algún tipo de estudios documentados con respecto de las plantas en la antigüedad, semejantes a listas o glosarios de plantas que se utilizaban con fines terapéuticos, alimenticios y de efectos adversos –tales como plantas alucinógenas, emenagogas, abortivas, venenosas, etc.

    En la actualidad, el alcance de la Botánica es muy amplio, tanto así que estudia todas las especies de algas, hongos, líquenes, musgos, helechos, hierbas, arbustos, árboles y cualquier cosa que no se encuentre registrada en clasificaciones pertenecientes al reino animal. El estudio de las plantas, generalmente, analiza un enfoque centrado en la estructura, metabolismo, crecimiento, reproducción, desarrollo, enfermedades, propiedades químicas y relaciones con otros organismos vivos.

    No se puede enfatizar lo suficiente la importancia del estudio de las plantas. En primer lugar, los seres humanos consiguen el sustento a partir de la existencia de las plantas en la base alimenticia global. De hecho, la mayoría de los alimentos básicos consumidos por los seres humanos corresponden, en su mayor parte, a plantas. Mediante el estudio de las plantas, como fuente alimenticia elemental, los botánicos pueden identificar la mayoría de los nutrientes que las componen; por otra parte, se agrega la propiedad del fácil cultivo de las mismas y que, en un amplio sentido, cada una de sus partes suele ser comestible y, por lo mismo, habitualmente consumidas. Además de su empleo como alimentos, los seres humanos también utilizan las plantas por su valor medicinal, entre otras funcionalidades importantes.

    Gracias a este campo de estudio, los seres humanos fueron capaces de extraer el ácido salicílico del sauce, que es ingrediente activo de la aspirina. Por lo general, la mayoría de los ingredientes activos de los medicamentos se extraen de las plantas. Otra notable contribución de la Botánica para la humanidad -aunque sólo ha repercutido en los últimos años- es el reconocimiento del papel de las plantas en el equilibrio global de la ecología del planeta.

    Cuando los árboles son talados de manera indiscriminada por los madereros ilegales, los resultados han sido catastróficos. Además de la erosión extrema, el problema de la contaminación atmosférica se ha convertido en uno de los cánceres de la Tierra y al parecer, el campo de la Botánica es la única solución que, por estos tiempos, posee la humanidad para salir adelante, en medio de un siglo altamente convulsionado por sus propios avances, muchos indiscriminados.

    La Botánica, por una rama amplia de las ciencias, ha dado origen a muchas subdisciplinas en virtud de su íntegro y globalizado enfoque. Aquellos estudiantes que encuentran en esta disciplina una vocación de estudio e interés, pueden especializarse en:

  • Agronomía: La aplicación de la ciencia de las plantas para la producción de cultivos.
  • Briología: El estudio de musgos.
  • Etnobotánica: El estudio de la relación de los seres humanos y las plantas.
  • Silvicultura: El estudio de la gestión forestal.
  • Liquenología: El estudio de líquenes.
  • Paleobotánica: El estudio de fósiles de plantas.
  • Horticultura: El estudio de las plantas cultivadas.
  • Palinología: El estudio de polen y esporas.
  • Fotoquímica: El estudio de los procesos químicos en las plantas.
  • Fitopatología: El estudio de las enfermedades de las plantas.
  • Ecología de las plantas: El estudio del papel de las plantas en el medio ambiente.
  • Genética Vegetal: El estudio de genes de plantas.
  • Morfología de la planta: El estudio de la estructura y los ciclos de vida de los vegetales.
  • Fisiología Vegetal: El estudio de las funciones vitales de las plantas, clasificación sistemática de cada una de ellas y los nombres correspondientes.
  • Entre las plantas y animales existe una relación de interdependencia, debido a que sin la acción evolutiva de las plantas, los animales no hubieran sido capaces de subsistir y éstos, a su vez,  han contribuido a la multiplicación, desarrollo y distribución del reino vegetal, a través de la polinización. Es a través de esta interdependencia que las plantas han logrado desarrollar cambios de adaptación y evolución. La intervención humana en el cultivo de las plantas ha contribuido igualmente al desarrollo universal, especialmente a través del estudio de la Botánica y de muchas disciplinas preocupadas por la gestión ecológica y la preservación del medio ambiente.