Estudiar la carrera de Medicina Interna


Elije de entre la lista de países donde estudiar Medicina Interna:

ColombiaEstados UnidosEtiopíaIndiaPaíses BajosReino UnidoUcrania

En la actualidad, debido a los avances del entorno urbano y moderno, de las Ciencias de la Salud y de la Medicina, en general, los Médicos necesariamente deben prepararse y desempeñarse como sub-especialistas, es decir, circunscribir su práctica médica a ciertos problemas referidos a un sistema, órgano o área de su conocimiento médico. Un ejemplo de de esta sub-especialización modernizada son los Gastroenterólogos y los Nefrólogos -que se especializan en las enfermedades de los intestinos y los riñones, respectivamente -a diferencia de las décadas pasadas, cuando era necesario abarcar todos los complejos problemas quirúrgicos.

Descripción de la carrera

La Medicina Interna es una especialidad médica que se ocupa del diagnóstico, la gestión y el tratamiento no quirúrgico de patologías desconocidas o graves. El carácter que hace que la Medicina Interna sea diferente de otras especialidades médicas es que ésta hace un mayor énfasis en las estructuras internas del cuerpo humano. En América del Norte, los médicos especialistas en dicho campo se llaman Médicos Internistas, mientras que en otras naciones, a menudo son llamados simplemente Médicos.

Un Médico Internista se basa en el entorno hospitalario para realizar su trabajo, ya que la mayoría de los pacientes gravemente enfermos, requieren de investigaciones complejas. Debido al hecho de que la Medicina Interna es sólo una subespecialidad, los Médicos Internistas tienen un entorno clínico y científico extenso. También tienen la habilidad especial de prescripción en el uso de medicamentos o de otros tratamientos médicos, a diferencia de la cirugía y de otras especialidades. Los Médicos Internistas no se limitan a tratar las condiciones de un sistema determinado o de un órgano en particular, sino que están capacitados para atender a los pacientes como individuos completos y de allí que su atención pueda considerarse como un tratamiento y procedimiento integral.

Entre las responsabilidades hospitalarias propias de los Médicos Internistas, se encuentra:

  • La educación del paciente sobre el uso de medicamentos preventivos.
  • La orientación preventiva sobre la salud de hombres y mujeres.
  • La información relacionada con el abuso de sustancias.
  • La supervisión de la salud mental.
  • La gestión eficiente respecto de la revisión de los ojos, oídos, piel y sistema nervioso.
  • El tratamiento de los problemas relacionados con los órganos reproductores.
  • Calidades del estudiante

    Los estudiantes deben poseer tranferencias académicas de educación secundaria y estudios de pregrado en el área de las Ciencias de la Salud. Las competencias y habilidades idóneas al perfil de esta carrera son múltiples. Se destacan:

  • Capacidad de servicio a la comunidad.
  • Vocación por un desempeño profesional y personal abnegado.
  • Pensamiento analítico y resolutivo.
  • Excelente gestión de trabajo en equipo.
  • Hábitos de estudios y disciplina rigurosa.
  • Excelente capacidad para asimilar aprendizajes.
  • Perseverancia en la realización de metas.
  • Salud y estado psicoemocional de excepción, entre otras calidades.
  • Planes de estudio

    La formación educativa y entrenamiento de un Médico Internista varía mucho de un país a otro, debido a que la formación profesional obedece a una malla curricular estipulada de acuerdo a leyes educativas y programas de estudios nacionales. Mas, en un amplio sentido, el primer paso para convertirse en un Médico Internista es haberse graduado de primaria y secundaria y, posteriormente, haber proseguido una educación de nivel de entrada superior -que incluye programas de educación médica, tales como cursos de nivel terciario, en una escuela de medicina o en una universidad determinada.

    Los Programas y Planes de Estudios de la Atención Médica requieren una educación de pregrado, que dura entre cuatro y cinco años. Por lo tanto, la consecución de especialidades propias del Médico Internista, básicamente, extienden el período inicial a ocho años, dependiendo de la jurisdicción del Estado y la universidad u organismo formativo.

    Las siguientes constituyen las subespecialidades más conocidas y reconocidas a través del mundo: Cardiología, Endocrinología, Gastroenterología, Hematología, Enfermedades Infecciosas, Oncología Médica, Nefrología, Neumología, Reumatología, Medicina del Adolescente, Electrofisiología Cardíaca Clínica, Medicina Intensiva, Medicina Geriátrica, Medicina del Sueño, Medicina del Deporte, Alergología e Inmunología.

    Tras la finalización de esta formación, egresa un nuevo profesional de postgrado médico, que obligatoriamente deberá realizar un período de prácticas antes de la concesión de una licencia o registro –proceso que generalmente se traduce en dos años.

    Inserciones laborales y expectativas ocupacionales

    Las inserciones laborales del Médico Internista son amplias -a nivel público, privado e incluso autónomo-. Sus desempeños globales se realizan en la gestión sanitaria en hospitales, clínicas y laboratorios, aunque también suelen incursionar en el área de la docencia universitaria y en la investigación.