Estudiar la carrera de Linguística Hispanica


Elije de entre la lista de países donde estudiar Linguística Hispanica:

ArgentinaBoliviaEspañaEstados UnidosHondurasIndiaMéxico

Una evaluación actualizada del estado de la Lingüística Hispánica en torno a la formación impartida en las universidades de Estados Unidos, tiene relación con la calidad académica en los niveles de pregrado, la flexibilidad de la malla curricular en el nivel de postgrado y la relevancia de las investigaciones que realizan los especialistas connotados en la materia –indicadores esenciales de la calidad, cualidad e impacto propios de los aprendizajes de Español, en una de las zonas geográficas más hispanizadas del mundo, después de América Latina.

Aunque los especialistas que ejercen en el campo de la Lingüística Hispánica se han mantenido en el mercado laboral, durante los últimos diez años, la realidad es que las expectativas laborales a futuro no están en condiciones de crecer a corto plazo, en sentido proporcional al aumento que experimentan los diferentes sectores académicos de la sociedad norteamericana. Para muchos especialistas, esta situación deriva de la priorización de la adjudicación de becas de postgrado hacia el área de la literatura y la docencia, que no permite el desarrollo floreciente del potencial en el área de estudios de la Lingüística Hispánica.

Hoy en día, por la misma razón, la formación Lingüística que muchos estudiantes de postgrado reciben en la especialidad de Lingüística Hispánica, a menudo corresponde a metodologías y diseños curriculares estructurados a nivel de cursos de capacitación o de asistencia docente en la modalidad de adquisición de la Lengua Española. Dentro de este contexto, los estudiantes que se encuentran cursando estudios superiores de postgrado, aprenden sobre una base didáctica en que la malla curricular  no enfatiza las funciones del lenguaje, su estructura y su evolución diacrónica, porque se enseña desde un enfoque literario, pedagógico o funcional.

Otros estudios, consideran que es demasiado amplio el número de universidades –incluso algunas líderes en el campo- que han desestimado el requisito de licenciatura para optar al postgrado de Lingüística Hispánica, junto con excluir la investigación final de un seminario de tesis doctoral, tesina o memoria, en torno a un trabajo de propuesta original en materia de Lengua Española.

La gran mayoría de las disertaciones, simposios y debates en relación a esta situación, señalan problemáticas en torno a la formación teórico práctica de la Lingüística Hispánica, como estudio de investigación y como aplicación pedagógica, específicamente respecto de la docencia orientada hacia la adquisición de segundas lenguas. Por este motivo, cada vez disminuyen más los egresados en orientaciones históricas, filológicas, sociolingüísticas, diacrónicas o evolutivas en Lingüística Hispánica, porque al cerciorarse de las posibilidades de inserción laboral en el ámbito docente, optan o derivan su elección hacia el estudio de componentes lingüísticos que privilegien la formación funcional en el aprendizaje de la lengua.

De continuar esta tendencia –tanto en cursos de pregrado como de postgrado-  los estudios sincrónicos dominarán por un amplio margen, sobre muchas variedades de estudios del Español, específicamente, sobre ramas del análisis lingüístico y campos activos de investigación, primordiales para el desarrollo de la Lingüística Hispana, tales como la fonética, la fonología, la morfología, la sintaxis, la semántica, la sociolingüística y la lingüística aplicada, entre otros muchos campos de repercusión y relevancia universal.

En otras palabras, la Lingüística Histórica Española Contemporánea, tal como se practica en el entorno académico estadounidense, en la actualidad se ve en la necesidad inmediata de rediseñar sus planes y programas, actualizar sus mallas curriculares en consecuencia con necesidades académicas, sociales y culturales, junto con ponderar el ejercicio académico del Lingüista, elevando sus transferencias y expectativas educativas. En este sentido, definir los estudios de desempeño cultural y docente, sin insertarlos a un plan de estudios común, sería una de las primeras formas de beneficiar a los organismos, cursos y carreras que imparten esta orientación específica y, al mismo tiempo, legitimar los estudios que por idoneidad y competencia le corresponden al Lingüista postgraduado.

Los estudios en Lingüística Hispana han demostrado el grado de repercusión e influencia en torno a los enfoques recientes de la teoría lingüística, que han demostrado la evolución del idioma hispano o español desde la diversidad de sus componentes estructurales, en áreas tan diversas como la gramática descriptiva y formal, la dialectología, la variación en contacto con el idioma, los giros lingüísticos, el bilingüismo y la adquisición del lenguaje.

Descripción de la carrera

La carrera de Lingüística Hispánica o Española forma a estudiantes capaces de conocer, aplicar y establecer las bases para la futura aplicación de los principios lingüísticos propios de la Lengua Española, a través de una exploración del sistema de sonido del español y su representación teórica. Sobre esta base, los aprendizajes prosiguen con temas de morfología del Español, tales como formación de palabras y la inflexión verbal. Esto es seguido por cuestiones de sintaxis, que se analizan en forma aislada. De esta forma, se proporciona a los estudiantes un nivel de conocimiento que les permita hacer conexiones entre la estructura, componentes y funciones de la Lingüística Hispánica Contemporánea, en el Español de Hispanoamérica e Iberoamérica -desde el enfoque de la fonética, la fonología, la lingüística, la lingüística computacional, la psicolingüística, la sociolingüística, la lingüística histórica, la sintaxis, la morfología, etc.

Calidades del estudiante

Los estudiantes deben ser poseedores de una transferencia académica de licenciatura en Lingüística, además de tener competencias específicas para el área de aprendizaje lingüístico, tales como:

  • Interés y conocimientos elementales respecto de la Lengua y Cultura Hispánica.
  • Nivel de abstracción intelectual elevado.
  • Habilidades lexicológicas.
  • Hábitos de concentración ininterrumpida, hábitos de estudio y nemotécnicas.
  • Integridad de sistema fonador.
  • Buen nivel auditivo.
  • Comprensión de paradigmas morfosintácticos, entre otras habilidades y competencias.
  • Planes de estudio

    Las diferentes especialidades, en torno a la Lingüística Hispánica, se imparten en institutos o academias acreditadas -en calidad de curso elemental o de inmersión académica- y en facultades y universidades, como especialidad de postgrado, con extensión comprendida entre dos y cinco años.

    Los estudiantes hispanos en la especialización lingüística se integran en un programa de postgrado de doble denominación -administrativa y académica-, participando, generalmente en la responsabilidad de liderazgo de las actividades de postgrado del departamento.

    La especialización ofrece a los estudiantes de postgrado la oportunidad de centrarse en Lingüística Hispánica y románica comparativa y confiere un grado en Lingüística que reconoce la concentración especial. Se da a los estudiantes una identidad académica y un área de la concentración en Español, tales como morfo-sintaxis, fonología, sintaxis, perspectiva de la adquisición de segundas lenguas, sociolingüística y lingüística diacrónica.

    Inserciones laborales y expectativas ocupacionales

    Las mayores inserciones del Lingüista de Español están dadas por las actividades de Investigación y docencia, realizadas a nivel gubernamental, privado y autónomo, en todos los sectores sociales, especialmente en los de enfoque académico, como universidades, academias, organismos culturales, bibliotecas, departamentos y laboratorios lingüísticos, zonas de capacitación, entre otros.

    El grado académico permite al maestro en Lingüística Hispánica, la participación en todo tipo de evento académico, presentación de ponencias en prestigiosas reuniones nacionales e internacionales  - en torno a la profesión u otra materia de dominio cultural-, seminarios y simposios sobre la Lingüística Hispánica, Portugués y Español dialectal en diversas partes del mundo, publicación de sus investigaciones y antologías en diversas modalidades de difusión escrita, entre otras inserciones laborales y ocupacionales.