Estudiar la carrera de Estudios de Salud Humana


Elije de entre la lista de países donde estudiar Estudios de Salud Humana:

DinamarcaEspañaEstados UnidosIndiaPerúReino UnidoRusiaSan Vicente y las GranadinasUcrania

Actualmente, uno de los campos que más se cultiva, debido a su naturaleza dinámica, es la salud y, por lo tanto, la actividad derivada de éste, los estudios de la Salud Humana, sepecialmente los que tienen realción con la Gestión Sanitaria. Esta actividad de la salud ofrece una amplia variedad de retos y oportunidades, tanto en el ámbito educativo, como profesional y laboral.

El momento actual es uno de los más evolutivos con respecto a la disciplina de Gestión Sanitaria -en comparación con otros campos-. La salud es uno de los campos que posee el más amplio y rápido movimiento, respecto de sus cambios. En términos generales, la Gestión Sanitaria está cambiando en cuanto su estructura, respecto de dónde y cómo se representa el cuidado y la atención entregada, cómo se financia este servicio y quién es el proveedor plenipotenciario de estos servicios.

En la Gestión Sanitaria se requiere de mucho talento, además de la complementación de recursos materiales y áreas bien equipadas, a través de las cuales, las personas especialistas en esta profesión se encargarán de gestionar los diversos cambios que están teniendo lugar. Junto con sus funciones, los ejecutivos de la asistencia sanitaria también tienen la oportunidad de hacer una contribución importante en la mejora de la salud de las comunidades, que están siendo atendidos por sus organizaciones respectivas.

Debido a la variedad y cambios, cada vez mayores en el sistema de salud, los ejecutivos sanitarios se precisan en diversos sitios, entre los cuales se incluyen las firmas médicas, las consultoras, las clínicas, las asociaciones de salud, los hogares de ancianos, los hospitales, las organizaciones de seguros de salud, las organizaciones de salud mental, los centros de rehabilitación, los centros de enfermería especializada, los centros médicos y diversas universidades e instituciones de investigación. Dentro de un contexto de más alto nivel, los profesionales de la Gestión Sanitaria ocupan posiciones relevantes para las cuales se ameritan exigentes requisitos. En contrapartida al nivel de exigencias, los puestos de dirección sanitaria al mismo tiempo también ofrecen numerosas oportunidades -en términos de mejora en el sistema del cuidado de personas.

Las organizaciones dotadas de grandes instalaciones suelen tener un número de administradores adjuntos que están a cargo, en términos de ayudar a la alta administración en el manejo de las decisiones cotidianas. Los administradores adjuntos realizan diversas actividades directivas en el ámbito clínico -es decir, cirugía, enfermería, terapia, información de salud o registros médicos.

En las instalaciones de las instituciones más pequeñas, los administradores superiores son responsables de la tramitación, además de los detalles de las gestiones y operaciones diarias. Por ejemplo, muchos de los administradores de un hogar de ancianos realizan sus funciones en relación con la gestión del personal, las operaciones de las instalaciones, las finanzas y los ingresos, al mismo tiempo que funcionan como proveedores de cuidados centrados en los residentes y pacientes.

Por otra parte, la Gestión Sanitaria es un negocio similar a otras empresas e industrias de servicio social y, por lo mismo, requiere de una gestión eficaz, a fin de ejecutar su desempeño de manera eficiente e impecable. Los servicios de salud y los Gestores Sanitarios, también conocidos como administradores de la atención de salud o los ejecutivos de salud están a cargo de planificar, dirigir, coordinar y supervisar la prestación de atención de la salud. Tales empleados pueden ser especialistas que supervisan el funcionamiento del departamento clínico y por esta causa suelen ser considerados generalistas que gestionan todo el sistema o instalación.

Tanto los futuros servicios de salud como los gestores sanitarios deben estar preparados para hacer frente, de manera integral, a la incorporación de sistemas de suministro basados en la atención de la salud y las innovaciones tecnológicas. Por ello, los administradores de los servicios de salud deben estar preparados para hacer frente a la integración de los sistemas de prestación de asistencia sanitaria -progresivamente compleja-, en respuesta a las necesidades del entorno, al trabajo de reestructuración y al aumento de la centralización de los cuidados de prevención.

La Gestión Sanitaria, en síntesis, existe como una fuerte demanda social, a fin de garantizar la mejora y la eficiencia en las instalaciones de salud y en la calidad de la atención que se presta, enriqueciéndose con las innovaciones tecnológicas, los elementos reguladores cada vez más complejos, la reestructuración del trabajo y un enfoque más amplio en la atención preventiva. Éstas razones corresponden al crecimiento desmesurado en la demanda de los profesionales de la Gestión de Salud, al desarrollo de las fuentes de ocupación laboral de la disciplina y a la mejora de los servicios de salud y las prestaciones de servicios, infraestructura e instalaciones de servicio.