Estudiar la carrera de Ciencias Actuariales y Financieras


Elije de entre la lista de países donde estudiar Ciencias Actuariales y Financieras:

AlbaniaAlemaniaArabia SauditaArgeliaArgentinaArmeniaAustraliaAustriaAzerbaiyánBahreinBangladeshBelarúsBélgicaBoliviaBosnia y HerzegovinaBotswanaBrasilBrunei DarussalamBulgariaCanadáChileChinaChipreColombiaCorea del SurCubaDinamarcaEcuadorEgiptoEl SalvadorEmiratos Árabes UnidosEsloveniaEspañaEstados UnidosEstoniaEtiopíaFijiFranciaGeorgiaGhanaGreciaHondurasHong KongHungríaIndiaIraqIrlandaIslandiaIslas Vírgenes de los Estados UnidosItaliaJapónKirguistánLíbanoLituaniaMacaoMadagascarMaltaMarruecosMéxicoMoldovaNicaraguaNigeriaNoruegaNueva ZelandaOmánPaíses BajosPakistánPalestinaPanamáPerúPoloniaReino UnidoRepública ChecaRepública de SudáfricaRumaniaRusiaSingapurSri LankaSueciaSuizaTurquíaUcraniaUruguayUzbekistánVenezuelaViet NamYemenZambiaZimbabue

A través de su conocimiento de la estadística, las finanzas y los negocios, las Ciencias Actuariales y Financieras evalúan el riesgo de los hechos ocurridos y ayuda a crear políticas para los negocios y los clientes, a fin de que éstos reduzcan al mínimo el costo de estos posibles riesgos. Por esta razón, los actuarios son esenciales para el funcionamiento de la industria de seguros.

En líneas generales, el Actuario analizar los datos que posee, para estimar la probabilidad y el costo probable que un acontecimiento como la muerte, enfermedad, lesión, discapacidad o pérdida de bienes puede producir en los intereses de una compañía. Los Actuarios también se ocupan de los asuntos financieros, por ejemplo, de la forma en que una empresa debe invertir recursos -para maximizar el rendimiento de las inversiones- o cómo una persona debe invertir para alcanzar un nivel determinado de ingresos de jubilación.

Usando su experiencia en la evaluación de los diversos tipos de riesgos, el Actuario ayuda a diseñar políticas de seguros, planes de pensiones y otras estrategias financieras, de tal manera que su gestión ayudará a asegurar que los planes se mantengan en una base financiera sólida.

La mayoría de los Actuarios se emplean en la industria de seguros, en industrias especializadas, en compañías de riesgos y seguros o seguros de vida y salud. Ellos usan sofisticadas técnicas de modelización para predecir la probabilidad de ciertos eventos que normalmente ocurren en el acontecer humano, previendo el impacto que estos eventos tendrán sobre las demandas y las posibles pérdidas para la empresa.

Por ejemplo, los Actuarios que gestionan el seguro de propiedad en caso de accidentes, necesariamente deben calcular el número esperado de los créditos resultantes de accidentes automovilísticos -que varía dependiendo de la edad del asegurado, sexo, historial de conducción, el tipo de coche y otros factores. De esta forma, los Actuarios garantizan que la prima cargada por el seguro permitirá a la compañía cubrir las posibles reclamaciones y otros gastos. Esta prima tiene que ser rentable, para privilegiar el éxito respecto de la competencia con otras compañías de seguros.

Dentro de los campos de la vida y la salud de seguros, los Actuarios ayudan a las empresas a desarrollar políticas de salud y seguros a largo plazo, a fin de predecir la probabilidad de ocurrencia de la enfermedad cardíaca, diabetes, derrames cerebrales, cáncer y otras enfermedades crónicas en un grupo particular de personas que tienen algo en común, como vivir en una determinada zona o tener antecedentes familiares comunes, respecto de una misma enfermedad.

La labor de los Actuarios puede ser beneficiosa, tanto para el consumidor como para las empresas, ya que la capacidad de predecir con exactitud la probabilidad de un evento de salud particular -entre un determinado grupo- asegura que las primas se valoran bastante en función del riesgo que pueda afectar la empresa y, por lo mismo, a sus afiliados y clientes. Además, los Actuarios de seguros de vida ayudan a las empresas a desarrollar anualidades y seguros de vida para los individuos, mediante la estimación del tiempo de expectativas de vida que posee una persona en particular.

En otras industrias de servicios financieros, los Actuarios manejan el crédito y ayudan a establecer un precio para las ofertas de seguridad corporativa. También diseñan nuevos instrumentos de inversión para ayudar a sus empresas en los procesos de competencia con otras compañías. Los Actuarios de Pensiones trabajan bajo las disposiciones de la Jubilación de Empleados de Seguridad de Ingresos - Ley ERISA de 1974- que establece normas mínimas para la pensión y planes de salud en la industria privada. Los Actuarios de trabajo para el gobierno ayudan a manejar los programas sociales como el Seguro Social y Sanitario.

Los Actuarios ayudan a determinar la política corporativa sobre el riesgo y además ayudan a explicar las cuestiones técnicas complejas, a través de asesorías para ejecutivos de empresas, funcionarios del gobierno, accionistas, asegurados y público en general. Ellos pueden testificar ante los organismos públicos sobre la legislación propuesta que afecta a sus negocios o explicar los cambios en las disposiciones del contrato a los clientes. También pueden ayudar a las empresas a desarrollar planes para introducir nuevas líneas de negocio o nuevos mercados geográficos de previsión de la demanda en entornos competitivos.

En el trabajo de consultoría, los Actuarios asesoran a clientes sobre una base contractual. En la mayoría de las consultas, Los derechos de los Actuarios son similares y compartidos con otros actuarios. Por ejemplo, algunos pueden evaluar los planes de pensiones de empresa, mediante el cálculo del valor futuro de los empleados, as contribuciones del empleador y la determinación de las cantidades necesarias para satisfacer las necesidades futuras de los jubilados. Otros ayudan a las empresas a reducir sus costos de seguro, ofreciéndoles consejos sobre cómo disminuir el riesgo de lesiones en el trabajo.

En su desempeño en Consultoría, el Actuario, a veces testifica en la corte con respecto al valor potencial de los ingresos de vida útil de una persona que padezca una discapacidad o haya muerto en un accidente, el valor vigente de las pensiones en el futuro -en casos de divorcio-, u otros valores derivados a través de cálculos complejos. Algunos Actuarios trabajan en reaseguro, un campo en el que una compañía de seguros se encarga de compartir una política de gran responsabilidad prospectiva con otra compañía de seguros, a cambio de un porcentaje de la prima.

Los Actuarios tienen trabajos de escritorio y sus oficinas, por lo general, responden a ambientes cómodos y agradables. Aunque la mayoría de los actuarios trabajan al menos 40 horas a la semana, los puestos de trabajo en consultoría de tipo pueden ser obligadas a viajar y trabajar así más allá de la carga horaria tradicional.