Estudiar la carrera de Agroquímicas


Elije de entre la lista de países donde estudiar Agroquímicas:

ArgentinaEspañaEstados UnidosIndiaUcrania

Estudiar Agroquímica orienta hacia una de las profesiones multidisciplinarias más modernas dentro del ámbito de especializaciones relacionadas con el agro y con una gran variedad de actividades relacionadas con las ciencias y la industria alimenticia.

Descripción de la carrera

La Química Agrícola -una disciplina dentro de la Química- es el campo que da orientación profesional a la Agroquímica, que como tal trata de todos los procesos físico-químicos que realizan los fitonutrientes, los procesos bioquímicos de asimilación, la química de los fertilizantes y plaguicidas, que optimizan el rendimiento de los cultivos y la química de los procesos de transformación de los productos vegetales- realizados por la industria agroalimentaria. En síntesis, ofrece un enfoque orientado al análisis y a las reacciones que tienen lugar en un ecosistema agrario, además de las que ocurren en los procesos necesarios para transformar o conservar los productos vegetales.

La Agroquímica forma a profesionales -Tecnólogos e Ingenieros Agroquímicos- idóneos en el manejo químico e integral de los recursos del agro. Al participar en los procesos de transformación alimentaria de productos naturales -a través de investigaciones y creación de proyectos sustentables para obtener productos con calidad- el profesional Agroquímico abre su enfoque hacia varias orientaciones, además de la Agroquímica Aplicada. Los más conocidos son: Investigación de base y Aportaciones a otras áreas de la Química, como la Química Analítica y la Bioquímica -que sólo con el paso del tiempo encontrarán su lugar en el desarrollo de nuevas tecnologías.

Calidades del estudiante

Son necesarias las tranferencias académicas de Bachiller o enseñanza secundaria cursada, como requisito para ingresar a una Tecnología y, generalmente, una Tecnología o estudios de pregrado para acceder a una Ingeniería. El perfil vocacional y personal del estudiante, comprende competencias idóneas en relación al área en que se desempeñará:

  • Pensamiento científico, procesos analíticos de excepción.
  • Capacidad investigativa.
  • Enfoques creativos de la realidad.
  • Gestión en equipo de calidad.
  • Eficaz capacidad de recolución de problemas.
  • Elevado nivel de delegación y reponsabilidad.
  • Compromiso en su gestión.
  • Respeto por el cuidado y lpreservación del medioambiente.
  • Planes de estudio

    La formación académica se imparte en universidades acreditadas -generalmente, en el área de Ciencias Agrícolas y Forestales-, a través de un plan de estudios común, de  7 semestre -conducente hacia la Tecnología Agroquímica- y, un plan de estudios especializado de 11 a 12 semestres -orientado hacia la Ingeniería Agroquímica-. La malla curricular común a la Tecnología e Ingeniería en el área, comprende las siguientes materias de asignatura:

  • Química del Suelo y de los Nutrientes,
  • Química de los Fertilizantes y los Productos Fitosanitarios (plaguicidas y hormonas de crecimiento),
  • Relaciones Suelo Planta,
  • Conservación y Transformación de los Productos Agrarios.
  • En tanto, la malla curricular dirigida especialmente a la Ingeniería, compremde:

  • Aspectos medioambientales y de incremento de la investigación, dedicada a la contaminación, para una agricultura sostenible.
  • Análisis de los conceptos que comparte con otras disciplinas: Química del Suelo, Edafología, Química Analítica, Química de los Plaguicidas, Química Orgánica, Ciencias Medioambientales, Química Técnica, Bioquímica y Fisiología Vegetal.
  • La Agroquímica sigue los lineamientos institucionales para formar, profesionalmente, tanto a nivel nacional como internacional, dentro de un contexto que oriente hacia un ambiente que fomente la investigación científica y la difusión del conocimiento, a través de todo el mundo.

     Inserciones laborales y expectativas ocupacionales

    Esa proyección tan amplia entrega una expansión profesional y laboral que puede apreciarse en actividades a nivel público y privado, orientadas hacia desempeños como: Docencia, Investigación, Difusión y Extensión de los Servicios Agroquímicos, sustentados en el avance científico y tecnológico, coherente y en soluciones viables a las necesidades de la población.

    Estudiar Agroquímica forma parte de un contexto académico, profesional y laboral de proyección vanguardista, que todo joven con condiciones idóneas para su ejercicio, debiera considerar dentro de sus decisiones de formación académica para un futuro exitoso.

    El trabajo del Agroquímico es decisivo en la productividad de los alimentos generados por el agro y, por lo mismo, de gran relevancia para las condiciones de sustentabilidad que la mayoría de los pueblos esperan de sus propios recursos naturales y, especialmente, de los productos agrícolas. Por tanto, el propósito fundamental, de este desempeño profesional, radica en el mantenimiento nacional del suministro alimentario, garantizando la productividad agrícola y la seguridad nutricional -a nivel local, nacional y, muchas veces, a nivel internacional.

    Para ello, las Ciencias Agroquímicas se dedican al estudio de los cultivos agrícolas y de los productos de derivación animal –sector agropecuario-, para desarrollar los procedimientos adecuados en la optimización de calidad y cantidad, reflejados en la mejora del rendimiento del cultivo, el control seguro y eficaz de plagas y parásitos y la preservación de los suelos y de las fuentes naturales de agua. A través de estos procedimientos de investigación, el Agroquímico hace posible la conversión de productos agrícolas primarios –crudos- en alimentos atractivos y sanos destinados a las necesidades de alimentación de los consumidores.

    En la última década, además de la investigación destinada a la agroalimentación sostenible, se ha propiciado un amplio interés y desarrollo de investigaciones científicas en torno a la producción de biocombustibles -combustibles fabricados a partir de derivados agrícolas-. De hecho, algunos trabajos en Agroquímica están diseñados, específicamente, con el propósito de desarrollar procesos más eficientes en la transformación de cultivos agrícolas en fuentes energéticas -como el etanol, producido sobre la base de conversión de los cultivos de maíz.

    Esta ampliación del campo Agroquímico, sin duda, responde a los avances en el ámbito de la Genética y a su influencia en el crecimiento de la Biotecnología –disciplina científica utilizada en la manipulación del material genético propio de plantas y cultivos, para aumentar la  productividad y o resistencia a las enfermedades-. En este sentido, los avances en Biotecnología han impulsado iniciativas de investigación en numerosas áreas de las Ciencias Agrícolas y Ciencias de los Alimentos -incluidas las aplicaciones comerciales en Agricultura o Agronegocios, en las Agrociencias de preservación ambiental y en la industria alimentaria, en general.

    Otra tecnología emergente e interdisciplinaria en el campo de la Agroquímica, es la Nanotecnología, una tecnología de elaboración molecular que se encuentra revolucionando todos los procedimientos de control de producción agrícola, al contribuir científicamente a la preservación de los alimentos. Algunos Agroquímicos están introduciendo en sus investigaciones, muchas aplicaciones propias de la Nanotecnología, precisamente para desarrollar detectores de precisión capaces de localizar moléculas contaminantes en los alimentos.

    Los desempeños generales del Agroquímico, sin embargo, se basan en trabajos de investigación básica y en aplicaciones para el desarrollo agropecuario, desde un enfoque que busca comprender los procesos biológicos y químicos, mediante los cuales los cultivos y el ganado crecen. Tras la investigación aplicada se utilizan los conocimientos derivados de la misma,  para descubrir los mecanismos que inciden en la calidad, cantidad y seguridad de los productos agrícolas.

    Otros desempeños del Agroquímico están dados a través de la gestión o administración de programas de investigación y desarrollo, o bien, la gestión de las operaciones de comercialización o producción en las empresas que producen alimentos o productos químicos agrícolas, insumos y maquinaria. A través de estas gestiones, utilizan sus conocimientos de química, física, ingeniería, microbiología, biotecnología y otras ciencias para desarrollar nuevos y mejores procedimientos para la conservación, elaboración, envasado, almacenamiento y distribución de alimentos.

    En un amplio sentido, el Agroquímico suele desempeñarse a nivel gubernamental o privado, como consultor de empresas, en las industrias de transformación de alimentos, en universidades y en organismos estatales interesados en crear y mejorar productos alimenticios, a través de la investigación permanente sustentada en enfoques de repercusión nacional y universal.