Estudiar la carrera de Lenguas Aplicadas


Elije de entre la lista de países donde estudiar Lenguas Aplicadas:

AustriaCanadáEspañaEstados UnidosIndiaIndonesiaIrlandaMaltaMéxicoPortugalReino UnidoRepública de SudáfricaRusiaUcrania

Hoy en día la importancia de aprender un idioma es algo indiscutible. La forma de aprender el idioma elegido ya es otra cuestión. Durante años se ha debatido sobre el mejor método de aprendizaje. Así pues, a la hora de tomar una decisión tenemos bastante información a disposición.

Sin embargo hay un aspecto que normalmente no se tiene demasiado en cuenta, tal y como son las variantes lingüísticas de cada idioma.

Independientemente de si se realiza en la adolescencia, con mayor edad o se cursan estudios universitarios, el número de personas que se decantan por realizar cursos de idiomas en el extranjero ha ido creciendo de manera imparable.

Los idiomas más recurrentes se podrían considerar tanto el inglés como el español. El primero por la importancia que se le da a la hora de buscar trabajo y en el mundo de los negocios, y el segundo porque abre las puertas a prácticamente todo un continente.

Pero estos dos idiomas presentan a lo largo del mundo una variedad de acentos que se diferencian marcadamente entre sí. No solo en la pronunciación, sino que también el vocabulario puede variar de manera considerable. Solo hace falta pensar en la diferencia entre el español hablado en México y el hablado en Argentina. Lo mismo ocurre con el inglés con grandes variaciones entre el escocés, el americano o al neozelandés, por tomar solamente tres ejemplos.

Naturalmente, en cierta forma las posibilidades para desplazarse a los distintos países influyan mucho a la hora de la decisión. Así pues, a alguien que resida en España y quiera aprender inglés le resulte más viable decantarse por el Reino Unido, en vez de recorrer medio mundo hasta Estados Unidos, Australia o Nueva Zelanda. Y así también para cualquier europeo es más económico viajar hasta España que hasta Latinoamérica.

Pero aunque el elemento geográfico reduzca en ciertos casos la capacidad de decisión, los dos destinos nombrados tienen a su vez una gran variedad de dialectos y de acentos.

Pero también si lo que buscamos es aprender un idioma sin tener que viajar se nos presenta esta decisión. Por ejemplo, a la hora de hacer un curso de inglés en Madrid, el profesor tendrá una gran influencia en este sentido, sobre todo si es un profesor nativo.

Pese a que es un aspecto que muchas veces no se considera a la hora de planear un curso de idiomas, es un aspecto que puede tener una gran influencia en el aprendizaje del idioma. Por ejemplo, a un hispano hablante le resulte más cómoda la pronunciación de la “r” que se utiliza en el sur de Alemania, que la “r” gutural utilizada en el norte.

Así pues, se nos presenta otro aspecto a considerar a la hora de elegir la forma que más se adapte a nuestras necesidades. Y en cierta forma, puede incluso que este detalle nos ayude a decantarnos por uno u otro destino.