Estudiar la carrera de Política Internacional


Elije de entre la lista de países donde estudiar Política Internacional:

AustriaDinamarcaEspañaEstados UnidosIndiaReino UnidoRusiaSuiza

Estudiar Política Internacional conduce hacia un campo muy importante de estudio, dentro del contexto de las Ciencias Políticas. Los Departamentos de Asuntos Externos de los gobiernos de todo el mundo están vinculados a los profesionales que poseen títulos y diplomas relacionados con la Política Internacional y con los expertos en el dominio de sus temas más complejos. Por lo mismo, es comprensible que los estudiantes de Política Internacional y de Ciencias Políticas, en general, se aboquen al estudio profundo de las organizaciones internacionales, el comercio internacional, los derechos humanos y la política exterior, debido a que a través de esta disciplina, es posible obtener una mayor comprensión, tanto de la sociedad, como de las materias de asignatura que les exige el programa de grado.

La Política Internacional repercute con profundos y potenciales efectos, a largo plazo, en la conciencia de los estudiantes que son formados en estas materias, por cuanto, al sumergirse en las complejas problemáticas que envuelven a nuestras sociedades, se convierten en parte activa de los procesos que se operan en las organizaciones internacionales, haciéndose copartícipes en la búsqueda de soluciones que optimicen la Política Exterior. Por todo, se comprende que el estudio de estas materias también incluye las contribuciones futuras que los estudiantes puedan entregar, como respuesta a los problemas mundiales emergentes, en cualquiera de los distintos estados que constituyen el sistema internacional.

Todo estudiante de Política Internacional se encuentra orientado, principalmente, en vinculación con el estudio de las Relaciones Internacionales. Por ello, se espera de él, la formación de una perspectiva clara y objetiva acerca de las funciones de otros Estados, organizaciones intergubernamentales, organizaciones no gubernamentales y empresas multinacionales de todo el mundo, pero en particular del estado en que sirve como profesional de la materia.

El grado en que el estudiante crece y aprende, especialmente como un graduado de la Política Internacional, es sobre todo, a través de su formación en el ámbito de la política, tanto a nivel académico como público, ya que durante este proceso se encontrará involucrado, en forma real y auténtica, en el análisis y la formulación de las Políticas Exteriores de cada Estado en particular.

El estudio que aborda la Política Internacional es amplio y de extensa proyección, ya que se basa en los conocimientos de muchas disciplinas y campos diversos de acción, a saber: Economía, Filosofía, Derecho, Historia, Sociología, Antropología, Psicología, Geografía y Cultura.

Más aún, el estudio de Política Internacional tiene como objetivo el establecer prioridades de organización política y trabajar en temas que impliquen soluciones inmediatas, en respuesta a las consecuencias de la globalización, la sostenibilidad ecológica, la delincuencia organizada, la seguridad humana, el intervencionismo extranjero, el desarrollo económico, la soberanía del Estado, el terrorismo y las finanzas mundiales.

Dentro de este contexto, desde una perspectiva internacional, el organismo de las Naciones Unidas constituye la principal organización conocida, cuyo fin es optimizar y restablecer la Política Internacional y promover la paz y la seguridad mundial, ya que se rige por la Carta de las Naciones Unidas y por el concierto de todas las naciones involucradas en el mismo propósito. Está constituida por dos cámaras internacionales principales, a saber: La Asamblea General y el Consejo de Seguridad, relacionados con el debate internacional y la acción política, respectivamente.

Todo estudiante de Política Internacional debe comprender, que con su formación y futuro ejercicio, asume la responsabilidad de crear y establecer una buena relación con las organizaciones internacionales, como las Naciones Unidas y otros grandes organismos e instituciones internacionales con las que se vaya vinculando, entre ellas: La Organización Mundial de la Salud, el Banco Mundial, la Corte Internacional de Justicia, la Organización Internacional del Trabajo y muchos otros organismos de relevancia mundial.

El conocimiento y dominio de un estudiante de Política Internacional, en lo que respecta a las teorías que rodean su campo de estudios y acción, debe ser lo más transparente posible, de tal forma de poder participar, activa y eficazmente, en el análisis de los impactos que impone cada teoría, acorde con las características y el alcance que tiña las relaciones internacionales, en un momento en particular. Algunas de las teorías fundamentales que se manejan en Política Internacional son: Teorías epistemológicas, teorías positivistas -(realismo, liberalismo, idealismo, internacionalismo liberal, neoliberalismo y la teoría del régimen), teorías postpositivistas o reflexivistas (teoría de la sociedad internacional, constructivismo social, teoría crítica y marxismo), teorías de liderazgo (perspectiva de los grupos de interés y perspectiva estratégica) y teorías postestructuralistas.

Estudiar Política Internacional, en síntesis, exige de un profundo aprendizaje y entrenamiento del estudiante que aspira a participar en el ámbito de las relaciones internacionales –por ello, en todas partes del mundo, el currículum de este programa alcanza un nivel de optimización que así lo garantiza.

El estudio de la Política Internacional descubre un ámbito de relevancias en las acciones del ser humano, uno en la conciencia humana se mueve optimizando los avances y soluciones que las políticas gobernamentales de los pueblos sean capaces de crear y consolidar. 

Descripción de la carrera:

Los estudios de Política Internacional consisten en una formación de nivel superior impartido por universidades acreditadas institucionalmente en relación al ámbito. El profesional egresado corresponde a un experto especialista en Ciencias Políticas orientadas hacia los aspectos intergubenamentales vinculados a materias, procedimientos y convenios que tienen como propósito promover, favorecer y priorizar las relaciones óptimas entre todas las naciones, a nivel internacional.

Calidades del estudiante:

Todo estudiante que aspire a profesionalizarse en esta área debe poseer un perfil de impecabilidad en torno a competencias de calidad cognoscitiva y aptitudes intelectuales de excelencia. Capacidad de análisis, síntesis y deducción, acampañadas de gusto por la lectura y las temáticas -contingentes a historia, política, cultura y sociedad- serán, en definitiva, una base sustentable de calidades, a las que debe unirse la adaptabilidad a diferentes instancias sociales, la tolerancia cultural, la claridad y afabilidad en el diálogo y el ejercicio del liderazgo y la iniciativa, entre muchas otras potencialidades que se irán actualizando a medida que el estudiante avance en la madurez de sus estudios..

Planes de estudio:

El plan de estudio correspondiente a Política Internacional, corresponde a un nivel de segundo grado, una especialidad que todo licenciado en Ciencia Políticas puede proseguir de sentirse llamado hacia esta orientación. Existen, algunas universidades en Europa, cuyos planes ya integran el grado en un primer ciclo de licenciatura con mención. En líneas generales, los contenidos y materia de asignatura que se abordan son multidisciplinarias, destacando los campos del saber referidos a: Política Internacional, Economía, Sociología, Historia, Cultura y Sociedad, Filosofía, Antropología, Geografía y Cultura, Derecho, Psicología, entre otras disciplinas.

Inserciones laborales y expectativas ocupacionales:

Los Politólogos, junto a todos los profesionales del ámbito de las Ciencias Políticas a nivel internacional, poseen una amplia inserción laboral en todos los ámbitos de desarrollo y acción gubernamental, privada y autónoma, orientados hacia los propósitos de interacción política entre los pueblos del mundo. Las mayores expectativas ocupacionales de la mayoría de los profesionales, sin lugar a dudas, se enfocan en el desempeño profesional al interior de los Departamentos de Asuntos Externos de los gobiernos -áreas donde la calidad de conocimientos y el nivel de experiencias y competencias profesionales se enriquecen al interactuar con expertos profesionales en el dominio de las materias y procedimientos más complejos que existen.

Estudiar Diplomacía y Protocolo

La Política Internacional, por naturaleza, se basa en las relaciones humanas, cuya base de aprendizajes radica fundamentalmente en el estudio preliminar y complementaio de la Diplomacia y el Protocolo, a nivel internacional, respetando los puntos comunes y las diferencias, dependiendo de la cultura de la cual se trate.

Los Estudios Diplomáticos, en la Política Internacional, desarrollan el conocimiento de los estudiantes a través de la práctica de la comprensión conceptual, la aplicación de teorías, los procedimientos de la diplomacia contemporánea y la política internacional. Sobre la base de esta formación, los egresados de Estudios Diplomáticos emergen al mundo laboral y académico con un bagaje integrado de amplios conocimientos y habilidades imprecindibles para trabajar con eficiencia dentro de la comunidad diplomática.

Es una convención internacional el proporcionar a los estudiantes del mundo una información precisa y sólida de los Planes y Programas que aborda la malla curricular de esta profesión. Los Estudios Diplomáticos se derivan de una rica tradición que representa los procesos legítimos que dan origen a los gobiernos y la evolución de la diplomacia que los ha sustentado y sobre esta base se sustentan todos los Planes y programas a través del mundo.

Las prácticas y los procedimientos empleados en la diplomacia y en la política internacional obedecen a una evolución permanente, que proseguirá en continuo proceso de cambios, como resultado de la política internacional, de sus constantes reformas y su sujeción a revoluciones de toda naturaleza. En este enfoque se orienta a los estudiantes inmersos en esta formación académica, de manera de estimular en ellos un espíritu exhaustivo y cuidadoso, centrado en la naturaleza de las prácticas de los diplomáticos y en los contextos en los que funcionan.

La formación profesional especializada en el curso de Estudios Diplomáticos proporcionará a los estudiantes las habilidades necesarias para convertirse en excelentes profesionales diplomados, al tiempo de especializarlos en la adquisición de los conocimientos específicos de cultura, idiomas y otras habilidades que desarrollen la flexibilidad y la adaptación, de tal forma de optimizar la gestación de una verdadera diplomacia, propia de este campo y de otros ámbitos relacionados.

A través del desarrollo del curso, los estudiantes dispondrán de una exigente escala evaluativa, que los cualificará integralmente, para ayudarlos fehacientemente a convertirse en auténticos profesionales de la diplomacia. Con respecto de los Planes y Programas académicos, los Estudios Diplomáticos abordan diferentes modalidades de la diplomacia -por ejemplo, las cumbres, el trato con embajadores residentes, etc.-, junto con sus funciones -como la negociación, la recopilación de información, las relaciones internacionales y su papel en cuestiones que afecten a hacer la paz, la guerra económica, el comercio y la cultura-. El Programa, además, presenta una avanzada base de fundamentos jurídicos, teorías y prácticas de la diplomacia.

Indudablemente, el objetivo primordial del enfoque académico de los Estudios Diplomáticos se centra en orientar y preparar a los estudiantes para que éstos adquieran una formación diplomática indispensable, sustentada y proyectada en sólidos cimientos. Esta solidez dará lugar a una orientación profesional, dotada de experiencias de aprendizajes muchos más amplios y relevantes, estableciéndose una conexión vital entre el mundo de la academia y los aspectos prácticos de la elaboración de las políticas educativas y de proyección laboral.

Los profesores que imparten las materias de asignatura de Estudios Diplomáticos, generalmente, interactúan en las organizaciones diplomáticas regionales, nacionales e internacionales y tienen participación activa en las conferencias de carácter mundial, en los asuntos especiales, los seminarios, las conferencias internacionales y todo tipo de eventos relacionados con el mundo de la política y la diplomacia –experiencia que los conectan con la actualidad y el conocimiento vivo de cuanto enseñan.

En cuanto a la estrategia de enseñanza, el proceso de aprendizaje debe estar centrado en el alumno y no en el educador, como lo estuvo durante el modelo tradicional de educación, en boga hasta fines del siglo XX. De esta manera, los estudiantes son estimulados a ejercer un rol activo en su educación y con ello contribuir en el proceso de su propio aprendizaje, diseñando sus presentaciones, asistiendo a seminarios y realizando el seguimiento de la investigación de los protocolos diplomáticos, en relación con lo que se les ha enseñado.

En síntesis, podemos deducir que tanto la metodología como las estrategias de enseñanza de los Programas de Estudios Diplomáticos se yuxtaponen con la disciplina académica y la formación profesional, debido a que estas tres directrices son imprescindibles para asegurar la optimización de esta carrera en particular. Paralelamente, además, es necesario perfeccionar las habilidades de investigación, ya que ello permitirá a los estudiantes cursar estudios superiores y legar a formas avanzadas de aprendizaje -y de hecho, desarrollar capacidades y adquirir conocimientos que los prepararán para proseguir estudios de maestría y de doctorado.

En términos de perspectivas profesionales y de proyección laboral, propias de esta carrera, se observa una demanda creciente que exige, cada vez, una mayor y mejor preparación académica de los graduados de Estudios Diplomáticos, especialmente respecto de importantes conocimientos y habilidades útiles en los diversos ámbitos de la vida social, política y cultural, propia de la diplomacia -conocimientos pertinentes a los medios de comunicación y a la seguridad internacional, que precisamente son aquéllos deseables para los organismos gubernamentales, las organizaciones internacionales, las empresas multinacionales, los departamentos de asuntos externos, las organizaciones no gubernamentales y el cuerpo diplomático en general.

Por todo, es posible asegurar que existe una amplia expectativa del ámbito diplomático respecto de los estudiantes que optan por esta formación. Sus futuras responsabilidades y obligaciones no se circunscriben únicamente a los conocimientos de derecho internacional ni a la ciencia política o a las relaciones internacionales, sino que, además, se sostiene sobre la base de la ejecución adecuada del arte de la negociación, que tarde o temprano, estos simples estudiantes tendrán que dominar y servir con impecabilidad.