Estudiar la carrera de Medicina del Deporte


Elije de entre la lista de países donde estudiar Medicina del Deporte:

AlemaniaAustraliaAustriaBrasilCosta RicaEspañaEstados UnidosFinlandiaFranciaReino UnidoRusiaSerbiaSueciaSuizaUcrania

Estudiar Medicina del Deporte corresponde a una opción académica que orienta hacia el campo de las Ciencias de la Salud, cuyo enfoque se ocupa del tratamiento y la gestión del estado integral de salud de los atletas y deportistas en general. Como disciplina de la salud, se centra en la prevención de lesiones, la evaluación de las condiciones relacionadas con el deporte y el acondicionamiento físico general, armonizando la resistencia e integridad corporal para la participación en diversos tipos de eventos deportivos.

La intervención de la Medicina del Deporte en este ámbito de las actividades del ser humano –especialmente en relación con los deportes modernos- tiene como objetivo desarrollar y mejorar el desempeño del deportista durante un evento, mediante la modificación de la dieta,la aplicación de ejercicio y suplementos de salud suministrados de acuerdo a la demanda media que necesita el cuerpo de un deportista.

La Medicina del Deporte tiene sus inicios en el siglo V A. de C., en la antigua Grecia y en Roma, como un programa de entrenamiento destinado a los jóvenes atletas que no estaban debidamente acondicionados para el desempeño de las actividades físicas y, por lo mismo, sufrían de frecuentes lesiones. En sus orígenes, la Educación Física se concibió como un principio de formación corporal adecuado en el acondicionamiento de los jóvenes, en el ámbito de los deportes, permitiéndose la práctica adecuada de ejercicios, el control de actividades y del rendimiento en general. Herodicus comenzó regímenes de entrenamiento diferentes para prevenir y curar las heridas y Galeno, también sirvió como médico asignado en el seguimiento de gladiadores, en el siglo 2 –cuando aún la Medicina no concebía una intervención preventiva dentro de sus funciones.

A partir de los Juegos Olímpicos realizados durante el año 1968, en Canadá, el Dr. JC Kennedy organizó el primer equipo de médicos especializados, para vigilar la salud y rendimiento de los deportistas, durante su estadía e intervención en las competencias. Esta situación arrojó las primeras luces respecto de la necesidad de la presencia, asistencia, asesoramiento y atención especializada de los médicos, durante los eventos deportivos, con el propósito de mantener el bienestar general de los equipos en competencia y optimizar sus logros.

Muchos Médicos del Deporte, además de estar involucrados en el tratamiento y la prevención de lesiones, lo están con las revisiones periódicas y las pruebas para asegurarse de que los atletas están en su forma óptima e inmejorable para la ejecución de sus actividades deportivas. Pese a todo, algunos organismos deportivos estiman que la utilización de un equipo de expertos en Medicina del Deporte constituye un gasto innecesario, mas, en contraste, la mayoría de las instituciones deportivas los consideran como profesionales fundamentales en el asesoramiento y control psicofísico de sus atletas.

Actualmente, debido a la atención médica permanente de los deportistas, se ha reducido drásticamente el número de lesiones deportivas y se ha producido una mejora considerable respecto de su calidad de vida y el desempeño de sus actividades profesionales y personales. Muchos recursos y técnicas modernas están siendo utilizadas con el propósito de mejorar la prevención de lesiones y daños permanentes en el cuerpo- especialmente relacionadas con la intensidad durante las prácticas ejercicios y deportes.

Tanto el Médico Deportivo, como cualquiera de los miembros de un equipo de técnicos deportivos, puede participar activamente en los siguientes procesos: Entrenamiento atlético o deportivo, planificación, seguimiento de las rutinas de ejercicio y nutrición de los deportistas -con el propósito de mejorar el rendimiento, la fuerza, el acondicionamiento, la elección de los objetivos que el deportista debe alcanzar con el ejercicio, el aumento gradual de la fuerza mediante la capacitación y la mejor condición del atleta para poder obtener el máximo rendimiento.

La Medicina del Deporte comparte campos de expresión profesional con la especialidad denominada Rendimiento Humano, centrada en la formación del deportista dentro del contexto de adaptación a las exigencias de un deporte específico y el logro de la ejecución óptima en las actividades que éste exige.

Estudiar Medicina del Deporte, constituye, en síntesis, una opción dentro de área de la salud, que se hace cada vez más imprescindible, debido a la creciente adaptación de esta profesión en el ámbito del deporte. En la actualidad, la mayoría de los equipos deportivos viajan con sus propios equipos médicos, siendo aún más los atletas que están dispuestos a trabajar cooperativamente con sus Médicos Deportivos, para mejorar su calidad de juego, rendimiento y salud.

El ámbito de Medicina del Deporte posee numerosas especialidades y profesiones que están relacionadas, en su conjunto, con la aplicación de estudios conocida como Ciencias del Deporte. Debido a esta razón, no es tan extraña la confusión al momento de seleccionar la carrera, el organismo de estudios apropiado y el programa idóneo en relación a los intereses y competencias del estudiante -especialmente cuando existen centros de estudios superiores y universidades que ya imparten el título en Medicina Deportiva y Ciencias del Deporte.

Descripción de la carrera

Las orientaciones profesionales pertenecientes al ámbito de la Medicina del Deporte pueden se entendidas desde la perspectiva de las Ciencias del Deporte o desde el enfoque de las Ciencias de la Salud, debido a que es una profesión que interactúa con las disciplinas de la Medicina, con un objetivo centrado en el tratamiento integral de la salud del ser humano, que se desenvuelve en actividad física intensiva o en el ámbito del deporte -específicamente en las modalidades modernas.

En este sentido, la modalidad profesional de la Medicina del Deporte, educa a especialistas en el diagnóstico y tratamiento de las lesiones que ocurren durante eventos deportivos y / o actividades físicas. Además del estudio de los campos que se centran en la prevención, diagnóstico, tratamiento y manejo de las lesiones, extendiendo su aplicabilidad a la ocurrencia de enfermedades que pudieran repercutir sobre la salud y desarrollar efectos negativos sobre el rendimiento físico, la salud mental y la autoestima del deportista. 

La gestión del Tecnólogo en Medicina del Deporte se aplica a través de la modificación de la nutrición, la ingesta de una dieta personalizada, la aplicación de sistemas de ejercicio y el suministro de suplementos vitamínicos para potenciar la salud integral del deportista.

Calidades del estudiante

Los estudiantes deben poseer un perfil característico, además de cumplir con las transferencias educativas elementales -educación básica y secundaria-.

El perfil reúne competencias, habilidades y aptitudes que dicen relación con: Capacidad para organizar aprendizajes multidisciplinarios, habilidades para la asistencia y el servicio personalizado, paciencia, condición de servicio, excelente disposición de ánimo, condiciones para el trabajo en equipo, interés por ámbitos relevantes de desempeño -Medicina, sistemas de salud, Deporte, tendencias terapéuticas, entre otros-, sensibilidad y capacidad de empatía, resolución de problemas, alto grado de compromiso con el paciente, entre otras calidades.

Planes de estudio

Innumerables escuelas, institutos, centros y organismos, de nivel formativo terciario, ofrecen programas de pregrado que imparten una sólida formación para un campo específico de trabajo y de un grado más avanzado, en todas las áreas de especialidad profesional pertinentes al ámbito de la Medicina Deportiva, tales como: Entrenamiento Deportivo, Biomecánica, Quiropráctica, Ergonomía, Fisiología del Ejercicio, Kinesiología, Terapia de Masaje, Terapia Ocupacional, Ortopedia Entrenamiento Personal, Terapia Física, Medicina del Deporte, entre otras modalidades.

Por otro lado, numerosas universidades, a través del mundo, comienzan a impartir la carrera de Medicina del Deporte -Medicina Deportiva-, a través de un plan de estudios único de 5 años, que incursiona en conocimientos teóricos y prácticas procedimentales en todas las áreas de especialidad insertas en el ámbito de las Ciencias del Deporte.

La carrera imparte el título de Licenciatura en Medicina Deportiva y es una de las orientaciones que se suele aconsejar -a nivel de asesoramiento vocacional- a fin de comprender, en forma integral, las orientaciones profesionales disponibles en la Medicina Deportiva, para posteriomente, proseguir estudios de postgrado en la especialidad de interés.  

Inserciones laborales y expectativas ocupacionales

La inserción laboral más estereotipada era, hasta hace pocos años, en hospitales y clínicas -públicas o privadas- y en entornos universitarios, sin embargo, la elevada demanda de estos profesionales ha abierto inserciones en todos los ámbitos educativos, deportivos, hospitalarios, recreativos y de cultivo de la salud, a nivel corpóreo y holístico.

En la actualidad, cuando se habla de un Médico del Deporte se concibe su gestión integral en todo ámbito, incluso como entrenador personal -en niveles de alto estrato-. Otra expectativa se encuentra en los desempeños grupales de gestión profesional -equipo de especialistas en el ámbito, unidos para ayudar a los deportistas y a las personas activas en general,  a alcanzar un grado óptimo de calidad de vida, salud y rendimiento.