Estudiar la carrera de Estudios de Drama


Elije de entre la lista de países donde estudiar Estudios de Drama:

AustraliaCanadáChinaDinamarcaEspañaEstados UnidosIndiaIrlandaMéxicoNigeriaReino Unido

Siempre existe en el ser humano una tendencia a la mímesis o imitación del entorno y a buscar formas de lenguaje que le permitan expresar sus necesidades, como una forma de superar los límites y plasmar sus capacidades. Esta tendencia esencial se conoce como esencia mimética y podría ser la fuente de lo que conocemos como dramaturgia y, plásticamente, como Teatro y Artes Escénicas.

En tiempos remotos, emergen costumbres y ritos que incitan al ser humano a mostrar sus estados existenciales en contacto con el mundo amenazante que cuentan y refieren a través del cuento y las historias –estado existencial de lo narrativo-, pero que preferentemente imitan, reproduciendo así el gesto, el sonido, el movimiento y la apariencia que percibían, dentro de un juego de representación religiosa que significó el germen del teatro griego. Para muchos estudiosos de este tema, la fuente evidente del cual derivan el Teatro y las Artes Escénicas se encuentra en la actitud imitativa del ser humano y en la expresión de un estado existencial dramático, relacionado con la forma primitiva de percibir lo divino.

Con el tiempo, tanto el Teatro como las Artes Escénicas, han ido experimentando una profunda transformación y evolución que nos aleja drásticamente de su original fuente. Actualmente, el Teatro se considera como una de las formas artísticas más relevantes de las Artes en general, junto a las Artes Escénicas como una de sus ramas de mayor difusión y modernidad.

Esencialmente, el Teatro combina diferentes formas de Arte, como lo son: la Dramática, la Música y la Danza, en una única forma de Arte, que es la plasmación teatral de la obra dramática –significando la simbiosis artística de una obra que se ha escrito literariamente y luego se plasma a través de la representación-. De esta forma, podemos advertir que el Teatro reúne la mayor cantidad de modalidades artísticas que hasta el momento el ser humano pueda sintetizar en una sola obra creativa, para reflejar una perspectiva de mundo en cultura y pensamiento, sin dejar de abordar la estética de las formas y satisfacer la necesidad de entretención y espíritu lúdico del espectador.

Desde sus orígenes hasta nuestros días, tanto el Teatro como las Artes Escénicas han evolucionado al mismo ritmo con que se han ido incrementando los nuevos avances tecnológicos, de tal forma que, por un lado, se ha ido nutriendo de nuevos recursos y, por otra, ha ido reflejando las diferentes épocas y las tendencias del ser humano inmerso en el devenir de las sociedades modernas. Cuando la electricidad llegó a ser ampliamente utilizada, las personas involucradas en el Teatro y en las Artes Escénicas hicieron uso de ella, creando efectos de luces y sonidos que han revolucionado el concepto de espectáculo, en toda la dimensión de la palabra.

Desde una percepción del ámbito de la vocación y la profesión, Teatro y Artes Escénicas son un campo de expresión de autorrealización personal y laboral muy difícil, porque siempre deben depender absolutamente de la puesta en escena de los talentos y aprendizajes artísticos del profesional y, además, en gran medida, de muchas personas involucradas, directa o indirectamente, en los procesos de gestación teatral y escénica.

Una producción dependerá de la gestión en equipo de muchos profesionales: director, productor, actores, diseñadores, técnicos, sonidistas, maquilladores, coreógrafos y una gran cantidad de responsables de la puesta en escena. Aún así, uno de los elementos más importante dentro de todo este proceso, siempre ha sido la opinión que en el público despierta la función, llegando incluso a ser la parte más importante de una producción teatral. Se advierte que el éxito no depende únicamente del rendimiento del grupo de producción, sino, de la forma en cómo el público recepcione cuanto se entrega en el escenario. De alguna forma, la simplicidad y la complejidad del Teatro y de las Artes Escénicas es lo que hace de esta profesión una de las orientaciones más emocionantes que existen.