Estudiar la carrera de Fisioterapia


Elije de entre la lista de países donde estudiar Fisioterapia:

ArgentinaAustraliaBrasilCanadáColombiaEcuadorEgiptoEl SalvadorEspañaEstados UnidosFilipinasFinlandiaIndiaIndonesiaIrlandaItaliaMéxicoNicaraguaNueva ZelandaPerúReino UnidoRepública ChecaRusiaSingapurSueciaSurinameUcrania

En la actualidad, la acción de la Fisioterapia crece en servicios y en demandas universales, especialmente debido a que se ha elevado una conciencia integral respecto de la calidad de vidade la población. Dentro de este contexto, la intervención de un Fisioterapeuta puede constituir un procedimiento de vital importancia para aquellas personas que han resultado heridas  o discapacitadas debido a un accidente, emergencia postraumática o evento médico.

Descripción de la carrera:

La carrera de Fisioterapia o Terapia Física forma al estudiante en materias, contenidos, prácticas y procedimientos terapéuticos relacionados con la fisiología humana y las calidades de condición física, a través de la aplicabilidad de entrenamiento funcional, ejercicio terapéutico, asistencia de terapia manual, electroterapia y numerosas opciones de ayuda con aplicación de dispositivos de adaptación y equipamiento.

Los Fisioterapeutas trabajan en estrecha colaboración con pacientes de todas las edades que tienen condiciones médicas, enfermedades o lesiones que les impiden realizar las actividades diarias, trasladarse de un lugar a otro y hacer uso de su motricidad habitual -de tal forma moverse y realizar sus funciones con autonomía-. El objetivo fundamental del Fisioterapeuta es, en síntesis, ayudar a las personas mediante la restauración de la función dañada, promover una mejor circulación, prevenir la discapacidad y reducir el dolor. Los Fisioterapeutas también enseñan a los pacientes y a sus familiares sobre los aspectos primordiales propios de la atención que sigue a la Terapia Física.

Calidades del estudiante:

Las transferencias académicas de 12 años de formación en el sistema educativo tradicional, más los requisitos de concesión de licencias -que generalmente varían de país en país-, suelen ser los requisitos más comunes que se exigen al estudiante que desea ingresar a un programa de Terapia Física acreditada.

A las calidades académicas mencionadas, se añaden las competencias de un perfil humano con indicadores que destacan la capacidad de comunicación, empatía y compromiso -que debe poseer el estudiante frente a los procesos de dolor e inhabilitación humana-, compasión, paciencia, fortaleza, equilibrio, objetividad, sensibilidad, responsabilidad, comprensión, habilidades en la gestión de soluciones, entre muchas otras competencias y potenciales.

Planes de estudio:

El ingreso a un programa de Terapia Física acreditada, en un organismo superior, generalmente entrega un nivel terciario de formación, en un período de dos o tres años, al término del cual se obtiene una certificación como tecnólogo o asistente en Fisioterapia.

Los estudios de formación universitaria entregan un plan académico más intensivo, en un período comprendido entre cuatro años y un semestre de práctica, que acredita al estudiante un título de profesión o una licenciatura en Fisiología. Los estudios de postgrado se orientan hacia maestrías y doctorados en Fisioterapia, generalmente de dos años de extensión, centrados en programas de especialidad en torno a materias concernientes a los ámbitos de la Química, Física, Biología, Anatomía, Matemáticas, Estadísticas, Ciencias Sociales, Fundación de Ciencias -es decir, Anatomía y Biología-, Farmacología, Patología, Neurociencia, etc.

Muchos países alrededor de mundo requieren acreditaciones de educación continua para mantener vigentes las licencias de los especialistas. Para favorecer estos procesos, los Fisioterapeutas suelen actualizar sus conocimientos a través de cursos clínicos que generalmente pueden incluir inovaciones en los procesos de diagnóstico, intervención terapéutica, investigación médica y gestión de la práctica profesional.

Inserciones laborales y expectativas ocupacionales:

La mayoría de los Fisioterapeutas trabajan en hospitales, centros de rehabilitación, clínicas y en prácticas privadas. El trabajo de ejercicio, habitualmente posee una dinámica de alta exigencia física y emocional, por lo cual, muchas inserciones son colectivas y corresponden a un trabajo de gestión asociada -generalmente de carácter multidisciplinario-. Aún fuera de una inserción grupal, el Terapeuta Físico suele desempeñarse -en el ámbito hospitalario y en áreas de la salud- en estrecha colaboración con médicos de atención primaria, terapeutas ocupacionales, enfermeras, educadores, odontólogos y trabajadores sociales, con el propósito de determinar las características de idoneidad holística en el  tratamiento de cada paciente discapacitado.

Para continuar informándote te aconsejamos leer nuestro artículo en el siguiente enlace:

Estudiar terapia física