Estudiar la carrera de Quiropráctico


Elije de entre la lista de países donde estudiar Quiropráctico:

AustraliaEspañaEstados UnidosIndiaReino UnidoSuizaUcrania

La Quiropráctica es una profesión que se centra en el diagnóstico y el tratamiento de los trastornos relacionados con el sistema músculo-esquelético y, muy especialmente, con la columna vertebral. La hipótesis sobre la que se sostiene la práctica quiropráctica es que las enfermedades y trastornos suelen estar relacionados con el sistema nervioso central.

Aún así, a muchos de los profesionales Quiroprácticos no les agrada ser considerados en su práctica, dentro del contexto de la medicina alternativa, aunque el reconocimiento de la OMS -como modalidad de la medicina complementaria, en contraposición a la medicina alternativa, que se acaba definitivamente- brinda a los pacientes de los Quiroprácticos mayor seguridad de ser asistidos profesionalmente y no por un curandero –que por lo demás, sin intervención de ningún organismo, ya posee un reconocimiento ancestral y popular que no precisa de antecedentes académicos.

Dado que la Quiropráctica se relaciona con la idea de que su práctica está principalmente centrada en los huesos y en su configuración, la mayoría de los pacientes que demandan la asistencia de la consultoría Quiropráctica, es debido a razones de sufrir de dolores de espalda o tener secuelas derivadas de huesos rotos. Pero, eso era antes porque el campo de la quiropráctica en realidad ha ido más allá.

En términos de alcance de la práctica, se trata de diferentes métodos de diagnóstico que incluyen imágenes del esqueleto, uso de ortopédicos e instrumentos neurológicos de evaluación y de observación, junto a evaluaciones de naturaleza táctil. Como se ha demostrado, el bienestar general de una persona está conectado a través del sistema nervioso y, por lo mismo, los Quiroprácticos pueden diagnosticar casi cualquier enfermedad, basados en sus estudios de la columna vertebral y del sistema nervioso. Si, efectivamente, se encuentran resultados anómalos que puedan estar relacionados con una condición del corazón, entonces se remite al paciente a un centro médico o cardiólogo.

La primera escuela de Quiropráctica fue fundada por Daniel David Palmer -un curandero magnético- en 1890 y luego fue continuada por su hijo, Bartlett Joshua (BJ). Sin embargo, durante este tiempo y de unas cuantas generaciones más tarde, quienes practicaban la quiropráctica fueron encarcelados, debido a la práctica de la medicina sin licencia, fundada con un trasfondo religioso, algo comparable a una secta. Debido a estos elementos de culto, se produjo una gran controversia que duró por generaciones- Los profesionales de la Quiropráctica moderna, en cambio, están basados en la ciencia e incluso en posesión de una licencia para ejecutar la práctica de sus conocimientos.

En los Estados Unidos, se ha constatado que el número de Quiroprácticos con licencia corresponde a un total de 60.000 profesionales. De hecho, los Quiroprácticos -en comparación con la medicina alternativa como el yoga y acupuntura- tienen un público más amplio, cerca del 7,4% de la población ha ido a un quiropráctico para solicitar una consulta, o bien para seguir las indicaciones de un tratamiento.

Los habituales pacientes de Medicina general son, generalmente quienes asisten a la consulta Quiropráctica, con trastornos diversos, como dolores de cabeza, agudos y crónicos, migrañas, codo de tenista, túnel carpiano, dolor de cuello, dolor de espalda crónico, infección del oído, problemas digestivos, dolores menstruales, asma, hombro congelado y otras lesiones relacionadas con el deporte –las que están siendo tratadas eficazmente por el tratamiento Quiropráctico.

Como prueba de la mayor aceptación de este enfoque médico, la mayoría de las tarjetas de salud provenientes de América cubren las consultas y tratamientos Quiroprácticos. En este momento, la terapia y atención Quiropráctica realmente están cobrando fuerza, a medida que, año a año, progresa el número de personas que demanda la consulta de un Quiropráctico. Sólo será cuestión de tiempo para que la Quiropráctica sea un nuevo estudio dentro de la rama médica, debido a las muchas universidades que ya están ofreciendo cursos de Quiropráctica en sus Planes y Programas académicos.

Aunque, inicialmente, la práctica de la Quiropráctica ha sido muy desprestigiada por la comunidad médica, recientemente, la Organización Mundial de la Salud y la Medicina, de alguna manera, le ha dado un crédito, situándola en la modalidad de medicina complementaria y alternativa para los estados holísticos de enfermedad músculo-esquelético.

Descripción de la carrera

Los estudios de Quiropráctica forman a profesionales especialistas en torno a conocimientos terapéuticos manuales orientados a restaurar los desajustes óseos -con especial concentración en la columna vertebral-, sobre la base de tratamientos no invasivos -que no contemplan el uso de fármacos o la cirugía- que incluyen métodos y técnicas específicas para mejorar la eficiencia del sistema nervioso.

El profesional Quiropráctico se desempeña a través de las siguientes gestiones:

  • Tratamiento de los síntomas y problemas de salud en profundidad, pero primordialmente, centrados en el paciente y en su calidad de vida, no en sus síntomas.
  • Examen y diagnóstico del paciente, utilizando rayos X, los resultados de muestras de sangre y los anteriores diagnósticos tomados por médicos convencionales.
  • Comprobación del estado general de salud, en consecuencia con el tratamiento Quiropráctico, adaptado para satisfacer las necesidades individuales del paciente -considerando que algunas condiciones no son adecuadas para su aplicación.
  • Complementación del tratamiento por aconsejar a los pacientes sobre el estilo de vida, dieta y ejercicio.
  • Derivación de condiciones subyacentes que necesiten tratamientos específicos a interconsulta con el médico de cabecera o especialistas.
  • Calidades del estudiante

    Transferencias académicas de enseñanza secundaria cursada, junto a competencias y habilidades en relación al siguiente perfil:

  • Deseo genuino de ayudar a las personas.
  • Capacidad de desarrollar relaciones de empatía con los pacientes.
  • Buenas habilidades para escuchar y comprender información pertinente.
  • Pensamiento lógico.
  • Habilidades en la resolución de problemas.
  • Observación de situaciones de una manera objetiva.
  • Buena coordinación corporal y utilización de movimientos manuales.
  • Interés y conocimiento en la anatomía y la fisiología.
  • Habilidades comerciales que le ayudarán a administrar un negocio, entre otras calidades.
  • Planes de estudio

    Los estudios de Quiropráctica  son impartidos por escuelas de estudios específicos y los títulos de formación corresponden a certificaciones acreditadas y reconocidas internacionalmente.

    Inserciones laborales y expectativas ocupacionales

    Los Quiroprácticos trabajan generalmente en clínicas privadas, ya sea en forma autónoma o asociada, junto con otros especialistas en terapias complementarias, tales como osteópatas y acupunturistas. En las últimas décadas se aprecia su inclusión en hospitales y clínicas de medicina alópata, donde realizan trabajos de suplencias.

    Muchos Quiroprácticos trabajan en forma autónoma y, por lo mismo, tienen la necesidad de construir su reputación profesional y lista de pacientes, para desempeñarse en forma eficiente. Generalmente, suelen tratar a los pacientes en sus propios hogares, por lo cual debe trabajar muchas horas fuera de lo normal, para adaptarse a las diferentes demandas - a tiempo parcial y en horario flexible.

    Las oportunidades de carrera del Quiropráctico se encuentran dentro de crecientes expectativas, debido a que esta área de trabajo se está expandiendo rápidamente y es posible trabajar en el extranjero, ya que los títulos responden a normas internacionales.