Estudiar en Ann Arbor, Estados Unidos



Estudiar en Ann Arbor, Estados Unidos

Ann Arbor es una hermosa ciudad del norte de la región central de los Estados Unidos ubicada en el estado norteamericano de Michigan y es la sede del condado de Washtenaw. Los que llegan a vivir y/o estudiar aquí por primera vez, pronto se darán cuenta cómo fue que la ciudad recibió su apodo coloquial, el “estado de los árboles”, ya que es prácticamente imposible pasar por alto el sorprendente follaje que decora toda la región de Ann Arbor durante todo el año. Con una población de un poco más de 113,000 habitantes desde el censo de 2010, Ann Arbor no es de ningún modo una metrópoli pero es la sexta ciudad más grande de Michigan y un componente del área metropolitana de Michigan que está formada por Detroit, Ann Arbor y Flint.

Ann Arbor fue fundada en 1824, pero hay algo de misterio en la razón por la que la ciudad recibió su nombre. Algunos historiadores de Michigan tienen la teoría de que la ciudad recibió su nombre en honor de las esposas de los fundadores, ambas llamadas Ann y por los kilómetros y kilómetros de árboles en todas direcciones. Independientemente de su nombre, la población de Ann Arbor continuó creciendo a un ritmo constante durante los siglos XIX y XX y fue testigo del dramático aumento en la década de los sesentas y setentas. Fue en aquella época que la ciudad comenzó a ganarse la reputación como centro de los políticos de izquierda y rápidamente se convirtió en un sector central para el activismo liberal que estaba desenfrenado en aquellos tiempos, siendo la sede de muchos eventos enfocados en los derechos civiles y los movimientos en contra de la guerra de Vietnam, además de muchos movimientos estudiantiles populares que ocurrieron durante esas dos décadas.

El clima de Ann Arbor, como en la mayor parte del área norte del medio oeste de los Estados Unidos, puede ser mejor descrito como húmedo/continental, y durante un par de sus estaciones se encuentra ampliamente influenciado por los Grandes Lagos, que tienden a producir días grises y nublados en el otoño y principios del invierno. Los inviernos son muy fríos aquí, con nevadas entre moderadas y fuertes, mientras que los veranos son generalmente cálidos y húmedos. Los meses de primavera y otoño, sin embargo, compensan los dos extremos ofreciendo a los habitantes el clima perfecto para disfrutar de toda la belleza de Ann Arbor.

En términos de ingresos, la ciudad es en su mayor parte una comunidad de clase media alta, con un valor de vivienda promedio de aproximadamente $240,000 y con tan sólo un promedio de $900 en pago mensual de renta por las unidades de alquiler. La economía está basada en un número de importantes industrias, siendo las más importantes la educación, la investigación médica, la tecnología y la manufactura.

Ann Arbor cuenta con un pequeño aeropuerto municipal y una estación de trenes de Amtrak para los viajeros y aunque la forma más común de viaje dentro de la ciudad es el automóvil, el sistema de transporte del Condado de Washtenaw ofrece servicios de autobús 7 días a la semana por toda la ciudad, comenzando aproximadamente a las 6:00 AM y finalizando alrededor de las 10:00 P.M. Los servicios de la ciudad y las comodidades de la comunidad para los habitantes de Ann Arbor son muchos, incluyendo dos bibliotecas públicas, una oficina postal, más de una docena de bancos, incluyendo sucursales del Bank of America y JP Morgan Chase; diversos parques, hoteles y reservas naturales y montones de tiendas de abarrotes y  establecimientos comerciales.

Ann Arbor cuenta con una población muy diversa, que representa a numerosos grupos religiosos y étnicos. Desde el censo de 2010, setenta y un porciento de la comunidad fue catalogada como blanca, seguidos de los asiáticos (14%), afroamericanos (6.5%), hispanos (3.1%) y los que tienen ascendencia mixta (4.2%). Las iglesias y los servicios religiosos están disponibles para todas las personas de todo tipo de creencias y religiones, que atienden a católicos, protestantes (incluyendo bautistas, presbiterianos, metodistas, luteranos, etc.) y musulmanes, sólo por nombrar unos cuantos.

Los habitantes y visitantes de Ann Arbor cuentan con muchísimos lugares de interés, atracciones y diversiones para ocupar su tiempo, mientras no están trabajando o estudiando. Algunos de ellos incluyen  el Museo Práctico Ann Arbor, el Museo de Arqueología, el Jardín Botánico Matthaei y el Centro de Historia Local Kempf House. Para los amantes de los deportes, existen diversos cursos públicos de golf, gimnasios y centros deportivos y gimnasios y los que desean presenciar deportes universitarios  en grande siempre tienen la oportunidad de ver un juego protagonizado por los miembros de la universidad local.

A diferencia de la ciudad vecina, Detroit, Ann Arbor es un sitio seguro y maravilloso donde vivir – una ciudad universitaria que muestra mucho espíritu y entusiasmo de las escuelas locales y ofrece muchísimas cosas para ver y hacer durante todo el año.