El clima en España

Tourismo

En España, en el mes de enero, los españoles pueden nadar en el Océano a lo largo de todas las Islas Canarias, mientras que otros eskian en una de las nevadas montañas del país.

El clima en España cambia drásticamente de una región a otra, esto se debe a la variedad de su paisaje.

La lluvia cae continuamente sobre la costa del noroeste de España, vientos calientes soplan en la Meseta y la nieve cae en muchas montañas del país.

España húmeda

Los vientos soplan sobre el Océano Atlántico, trayendo muchas lluvias a la costa noroeste.

Los veranos en esta zona de España son cálidos, húmedos y lluviosos. Los inviernos son fríos y también lluviosos.

España Seca

La parte central y el sur de España son secos. La Meseta central recibe casi toda su lluvia en el mes de abril, de ahí el refrán “en abril, aguas mil”. Después de abril solo caen unas pocas lluvias a lo largo del año. El verano es muy caluroso con vientos secos procedentes del desierto del Sahara, en el norte de África. Estos vientos quedan atrapados en la Meseta por las montañas que la rodean. El invierno es muy frío, con temperaturas que descienden a bajo cero.

El sur de España

Vientos abrasadores del Sahara soplan sobre el sur de España, además de un viento llamado el solano, que trae un clima muy caluroso en el verano a la llanura de Andalucía, en el sur.

Esta región es la más caliente de toda España, con áreas desérticas como Almería, en la costa del sur.

Las Islas Canarias

Las Islas Canarias están muy cerca del desierto, por lo que el clima es similar, caliente y seco a lo largo de todo el año. Agradables brisas que llegan de la corriente del Golfo, refrescan las islas por la noche. La temperatura casi no cambia entre estaciones, lo que hace que las Islas Canarias sea un lugar muy visitado por turistas.

Las montañas nevadas

Aún en un clima caliente como el de España, algunas montañas son lo suficientemente altas como para tener nieve en sus cimas durante todo el año. El Pico del Teide, en Tenerife, esta cubierto de nieve continuamente. En los Pirineos puede caer tanta nieve durante el invierno, que las carreteras algunas veces se bloquean.

En el sur, la nieve cubre las montañas de Sierra Nevada la mayoría del año. Estas montañas atraen a muchos eskiadores de todo el mundo, por el agradable clima que les espera al llegar abajo. Los Campeonatos Mundiales de ski se celebran en la montaña más alta de esta gama, llamada Mulhacén.