Gastronomía en Espana

Cultura

La Gastronomía de España consiste de una variedad de ingredientes muy interesantes.
Algunos de estos ingredientes son de origen español, mientras que otros fueron traídos al país por diferentes pueblos que conquistaron España siglos atrás.

Los árabes, por ejemplo, trajeron naranjas, limones, azúcar y arroz de sus tierras en África.
Los exploradores de España trajeron con ellos el chocolate, las patatas, los pimientos y los tomates de los territorios que conquistaban en otros países.

A lo largo del día los españoles comen normalmente cinco veces, en lugar de tres.
La comida principal es después del mediodía, sobre las 2 de la tarde.

El desayuno español consiste en una rebanada de pan crujiente, bollos o galletas y un vaso de leche, chocolate caliente o café.

Los churros son un desayuno muy típico de España. Para hacer churros se forma una tira no muy gruesa con la masa, se unen las dos puntas, se fríen y se espolvorean con azúcar. Se suelen acompañar con una taza de chocolate caliente y espeso para mojar los churros en él.

Los españoles vuelven a comer algo hacia las once de la mañana, lo que llaman el almuerzo. Éste consiste en cualquier cosa, desde una tapa de aceitunas hasta un plato grande de jamón y huevos.

Al mediodía es cuando más calor hace en España, por lo que los españoles permanecen en interiores entre la una y las tres, para comer y relacionarse con los demás.
La comida está compuesta de tres platos diferentes, primer plato, segundo plato y postre. Casi siempre se acompaña la comida con pan y vino.
Una de las comidas más típicas de la gastronomía de España es la tortilla de patatas, que está hecha con patatas, huevos y cebollas.

Más tarde, después del colegio o el trabajo, en España se toma la merienda. Normalmente los niños comen un bocadillo, que es como un sandwich hecho con pan crujiente y relleno de embutido como chorizo, mortadela o salchichón.
Los adultos se reúnen con amigos o familiares y toman la merienda en cafés o bares.

Por la noche, en España se cena tarde, como a las nueve o las diez de la noche.
En la cena no se come tanto como en la comida principal y puede consistir simplemente de una tortilla francesa y un vaso de leche.

Cada región de España tiene sus propios platos típicos.

En Galicia, donde la pesca es su principal industria, la gente come todo tipo de pescado y marisco.

En Asturias, al norte de España, la Fabada es el plato típico, es un guiso hecho con judías, chorizo y morcilla.

En Andalucía se toma gazpacho, una sopa fría de tomate y otras hortalizas con aceite de oliva y ajo.

La gente de Castilla toman sopa de ajo castellana, una sopa caliente hecha con ajo y trozos de pan.

En Madrid es típico el cocido madrileño, compuesto de una sopa con garbanzos y verduras y otro plato con carne, chorizo y morcilla.

El plato típico de Valencia es la Paella, que se hace con arroz, azafrán y otros ingredientes dependiendo de la región. Puede llevar pollo, marisco o ambos.

La Paella se cocina en una sartén de hierro que se llama paellera.