La adaptación a la cultura y vida diaria en un país extranjero

Para estudiantes

¿Cómo se adapta uno a las costumbres y mentalidad cuando vive en un país extranjero?. ¿Cómo se aprende la nueva forma de entender la vida y su mentalidad?. ¿Que sucede cuando, como estudiante, nos matriculamos en un programa de estudios en el extranjero? ¿Cómo se hace la transición de nuestra propia cultura y forma de entender y defendernos en la vida a un sistema y forma de pensar que no hemos conocido antes?

Si has decidido matricularte en un programa de estudios extranjero es probablemente porque te gustaría vivir al nuevo, algo desconocido para ti. Pueden motivarte varias razones como el deseo de conocer un idioma nuevo, el amor a la aventura, conocer sistemas académicos diferentes, una inversión en tu futuro profesional, o el reencuentro con tus posibles orígenes ancestrales. Cualquiera que sea el motivo sentirás entusiasmo y gran deseo de ver realizado tu sueño aunque también puedes sentir dudas y temor a lo desconocido o una sensación de perdida. Y efectivamente, tienes que perder algo para así poder ganar algo nuevo.

A pesar de lo emocionante que es estudiar en otro país, sabes que vas a tener que despedirte, puede que por muchos meses, de tu familia, tus amigos, tu novio o novia y tu vida cotidiana. Es normal que te sientas triste o que dudes si has tomado una decisión acertada. Debes emplear un poco de tiempo en establecer buenas líneas de comunicación con las personas importantes de tu vida que puedas continuar durante tu estancia fuera y llévate fotos y recuerdos. Es importante que la decisión que hayas tomado esté basada en una evaluación sistemática de todos los puntos a favor y en contra de tu decisión. Si lo haces así, cuando las dudas te asalten podrás justificar tu decisión y las razones positivas que te llevaron a ella.

Otra manera de prepararte mentalmente para tus estudios en el extranjero es buscar información y aprender cuanto más mejor sobre el país al que vas a ir, sus tradiciones, costumbres y su forma de entender la vida, o su cultura. Recibirás ayuda de la oficina de estudios internacionales para los temas relacionados con el programa de estudios, las fechas de matriculación, la documentación necesaria, que llevar o no llevar, o donde alojarte, pero la preparación mental que necesitas depende únicamente de ti. Cuanto más sepas del país, su historia, sus costumbres, su cocina, su lengua y su cultura popular, más podrás apreciar lo que saborees, oigas, veas una vez estés allí.

La información que necesitas la puedes sacar de muchas fuentes, una de ellas obviamente es Internet. También puedes leer libros, hablar con personas que conozcan el país, ver películas y aprender la lengua. Una de las formas más interesantes de aprender es asistir a un curso sobre la cultura del país. Esto es muy agradable porque aprenderás con otras personas que están interesadas en el mismo tema. Por ejemplo si aprendes algo sobre el Palacio Real de Madrid o la Alambra de Granada, cuando estés allí y los veas en persona te van a resultar mucho más interesantes y atractivos.

Una vez que todos los preparativos estén acabados y hayas llegado al país que deseabas, tendrás la agradable sorpresa de ver que tus planes y trabajos habrán producido el resultado esperado. Al principio la experiencia será encantadora, pero poco a poco irás descubriendo aspectos de la nueva cultura que chocan con la tuya y te frustran. Tienes que saber que esto es lo normal y le pasa a todo el mundo con mas o menos intensidad. Te conviene desarrolla o al menos tener presente las habilidades necesarias para la comunicación intercultural y esto será tema para otro artículo.