Estudiar en Roma, Italia



Estudiar en Roma, Italia

Roma, también conocida como "La Ciudad Eterna" ha sido un lugar de gran importancia por, literalmente, miles de años. En esta antigua metrópoli, la leyenda, la historia y la modernidad se enfrentan, produciendo una ciudad con ricas capas de textura histórica, así como eficiencia moderna y abundantes lugares para comprar y para salir de noche. Era, por supuesto, la sede del Imperio Romano, una de las civilizaciones más poderosas de la historia, y fue durante siglos el centro del mundo antiguo. Hoy en día, sigue siendo un destino favorito para turistas, estudiantes y trabajadores de diversas industrias provenientes del extranjero.
 
Para ser una capital del mundo, Roma es bastante compacta - sólo unos cuantos kilómetros de un extremo a otro - pero es bastante densa. Dentro de la ciudad, no deberías tener problemas para caminar. Los principales lugares turísticos y de compras están agrupados muy cerca unos de otros, y las estrechas calles de Roma así como los numerosos parques y plazas hacen del caminar una experiencia muy agradable. Además, la riqueza de la historia de Roma, sólo puede ser verdaderamente experimentada a pie. Por ejemplo, la apariencia de los edificios históricos y la atmósfera de la ciudad simplemente no pueden ser apreciados de igual forma desde el interior de un coche. Si necesitas ir muy lejos, o si el tiempo te impide caminar, hay muchas opciones de transporte público para elegir, en particular autobuses, tranvías y el metro. Todas estas opciones están integradas en una sola red de transporte, así que si planeas permanecer en Roma durante un tiempo, es una muy buena idea comprar un pase de largo plazo, lo que te ahorrará tiempo y dinero. Por último, los taxis son comunes en toda Roma, pero no son fáciles de tomar - como en muchas otras ciudades italianas, la forma normal para conseguir un taxi es esperar en la línea en un sitio en vez de encontrar un taxi en la calle como lo harías en una ciudad como Nueva York.
 
Como la capital de Italia, Roma es también el centro de las redes de transporte del país, así que los viajes de fin de semana a la Toscana, Sicilia, Florencia, Viena, o los Alpes italianos son fáciles de organizar. Italia, al igual que gran parte del resto de Europa, cuenta con un sistema muy rápido, eficiente y limpio de
trenes que viajan a las principales ciudades del país y de los países vecinos. Para los estudiantes con presupuesto limitado, hay una serie de pases de tren de largo plazo que son una buena manera de ahorrar dinero si planeas viajar mucho durante tu estancia en Roma.
 
El clima en Roma es famoso por ser templado y agradable todo el año, y esto hace que sea un buen lugar para una estancia prolongada. Incluso en el invierno, las temperaturas rara vez caen por debajo de cero, y aunque los veranos, por su parte, pueden ser muy caliented, no son tan extremos. Este clima mediterráneo es una parte importante de la decisión de muchas personas para vivir, trabajar o estudiar en Roma. Se cree que la calidez del aire también se traduce en la calidez personal de los habitantes de Roma, que son famosos por su actitud amable y relajada.