Estudiar la carrera de Salud Mental


Elije de entre la lista de países donde estudiar Salud Mental:

ArgentinaAustraliaCanadáEspañaEstados UnidosIndiaNigeriaNueva ZelandaReino UnidoRusiaUcrania

La Salud Mental alude tanto al equilibrio psíquico del ser humano como a las condicionantes que detonan su deterioro y la aparición de las perturbaciones de la psiquis y, por lo mismo, ha constituido una constante en la vida del ser humano, debido a que sobre su base de equilibrio se construyen además de personas sanas, familias y sociedades equilibradas integralmente, de allí la prioridad de procurar los estudios, conocimientos y recursos que propendan a optimizar este aspecto, especialmente dentro del contexto de una humanidad que evoluciona inmersa en un clima de permanente estrés.

Descripción de la carrera

La orientación profesional sobre la base de estudios de la Salud Mental forma a profesionales respecto de un marco holístico idóneo para la exploración de ideas y prácticas en torno a la especialidad, tanto desde una perspectiva asistencial, como clínica. También examina cómo los factores sociales, ambientales, económicos y políticos configuran y limitan la comprensión y experiencias de la salud mental y la angustia.

Cuando la orientación se inserta dentro de estudios de postgrado, se estructura dentro de programas dirigidos a la investigación clínica, desde perspectivas multidisciplinarias, como la psiquiatría, la psicología o la sociología. Se estudian, especialmente, las modalidades de desorden mental de mayor relevancia social en el actual desarrollo del ser humano, como: Desórdenes alimenticios, trastornos del sueño, trastornos de ansiedad, crisis de pánico, desorden de personalidad limítrofe, déficit atencional, autismo, además de una multiplicidad de trastornos concomitantes.

Calidades del estudiante

Transferencia académica de estudios de pregrado en servicio de asistencia sanitaria o bien, un nivel de preformación homologable en salud pública, servicio social, sociología, psicología o estudios afines. Además, son significativas competencias y habilidades específicas, tales como:

  • Capacidad para el servicio público.
  • Habilidades de comunicación verbal y paraverbal.
  • Excelencia en relaciones interpersonales.
  • Personalidad templada, afable y paciente.
  • Elevado nivel de gestión en equipo.
  • Capacidades de sensibilidad, empatía y comprensión.
  • Alto grado de responsabilidad y compromiso con el desempeño profesional y el paciente.
  • Planes de estudio

    La orientación en Salud Mental se imparte tanto en universidades como en academias e institutos de capacitación. A través de estudios universitarios, se puede insertar como materia de asignatura en mallas curriculares de varias carreras con enfoques afines -sociología, psicología, psiquiatría, enfermería, entre otras-. En muchas ocasiones, también se imparte como un programa de especialización de pregrado, licenciatura y estudios de postgrado, dependiendo del organismo formativo y sus respectivos programas.

    En el contexto de la capacitación, se ofrece a través de niveles de asistencia sanitaria, correspondiendo a un nivel 2. Esta orientación resulta un área de interés para una amplia gama de personas - trabajadores de la salud y asistencia social, usuarios de servicios para la Salud Mental, sobrevivientes, amigos y familiares y cualquier persona con un interés general en este tema, complejo y difícil.

    Inserciones laborales y expectativas ocupacionales

    La certificación profesional en Salud Mental es relevante si el profesional ya trabaja en cualquier área de la asistencia sanitaria y social, especialmente si trabaja en el NHS o un sector de voluntariado dentro de las agencias y organizaciones no gubernamentales. Este nivel de estudios proporciona un certificado de capacitación, adecuado para sostener funciones de apoyo y asistencia, además de ser un excelente punto de partida para insertarse en amplias posibilidades de estudios profesionales o desempeños laborales.

    Como título de grado universitario, se inserta en una nueva competencia del curriculum profesional y abre las puertas a la especialización en trastornos específicos, en todos los ámbitos de estudios y asistencia psiquiátrica, sociológica y psicológica.

    La historia de los trastornos mentales se remonta a la prehistoria, las civilizaciones antiguas, la Edad Media, el Renacimiento, la Ilustración y la Época Moderna. La psicología evolutiva propone que las disposiciones de la genética, los mecanismos psicológicos y las necesidades sociales existían desde épocas remotas, aunque algunos de los trastornos mentales pueden haberse desarrollado a partir de un desajuste entre los ambientes prehistóricos y las condiciones modernas.

    En la historia de Egipto y Mesopotamia, los documentos encontrados describen estados de la enfermedad mental, manifestados a través de perturbaciones del pensamiento y la atención, así como a través de enfermedades psicosomáticas del corazón y la mente, provocados por síndromes de angustia emocional. En la India, las descripciones de la depresión y la ansiedad estaban contenidas en las escrituras hindúes conocidas como el Ramayana y el Mahabharata. En China los trastornos mentales, generalmente eran tratados con medicina tradicional china, herbatoterapia, acupuntura y terapia emocional, desde tiempos ancestrales, hasta nuestros días. Los hebreos y los israelitas, por el contrario, consideraban los trastornos mentales como conflictos y problemas que existían entre el hombre y Dios. Acaso, por lo mismo, durante la Edad Media, en Europa se pensaba que la concepción de la locura era una mezcla de lo divino, diabólico, mágico y trascendental.

    Dado que la salud mental es un desafío para el ser humano, en todas las latitudes del planeta, cada vez, un mayor número de personas están interesadas en su estudio, es decir, en la Psiquiatría. Un Psiquiatra es un médico que se especializa en el campo de la Psiquiatría, a través de la utilización del enfoque biomédico que lo convierte en el facultativo idóneo en el tratamiento de enfermedades mentales. Durante su formación, todo Psiquiatra es entrenado en evaluación diagnóstica y en psicoterapia. Los Psiquiatras también pueden prescribir medicamentos psiquiátricos, realizar exámenes físicos e interpretar los resultados de las pruebas de laboratorio, electroencefalogramas y estudios de imágenes cerebrales, como: Tomografía computarizada, resonancia magnética y tomografía por emisión de positrones.

    Dentro de la especialidad, existen Médicos Psiquiátricos que se especializan en determinados grupos de edad. Los Psiquiatras de niños y adolescentes se dedican al estudio y tratamiento de los problemas psicológicos de los niños y adolescentes. Los Psiquiatras Geriátricos trabajan con ancianos, desempeñando la Psiquiatría Práctica en el lugar de trabajo –lo que se conoce como trabajo de organización y psiquiatras. También hay psiquiatras que trabajan en la sala del tribunal y el informe al juez y el jurado, tanto para los casos penales y los tribunales civiles también conocido como psiquiatras forenses.

    Los requisitos para ingresar al estudio académico de esta disciplina, así como los planes y programas de estudio que la imparten, varían de país a país y de acuerdo al organismo formador. En los Estados Unidos de América y Canadá, una persona debe primero completar una licenciatura. En un sentido genérico, los estudiantes pueden optar, electivamente, a cualquier especialidad, sin embargo, están obligados a matricularse en cursos específicos que se describen en un programa pre-médico específico. El estudiante deberá postular a la carrera de Medicina y en esta formación genérica, completar su educación médica por el lapsus de cuatro años. Posteriormente, proseguirá por otros cuatro o cinco años –dependiendo del país y de la institución formadora, cuatro años en los Estados Unidos y cinco en Canadá- la orientación de especialidad en Psiquiatría.

    Esta escuela extendida permite una formación integral que incluye el diagnóstico, la psicofarmacología, los procedimientos de atención médica y las metodologías de las diversas escuelas y sus respectivas psicoterapias, generalmente: Dominio de las terapias cognitivo-conductuales, breves terapias psicodinámicas y de apoyo -aproximadamente ocho años para completar integralmente la formación en el exitoso campo de la Psiquiatría.