Estudiar en Australia





Australia es un enorme y vasto país del Hemisferio Sur que, con 7.686.850 de kilómetros cuadrados, es el sexto Estado más grande del mundo. El país comprende casi la totalidad de los territorios emergidos que forman el Continente austral, con Australia, la isla de Tasmania y una serie de islas repartidas por los océanos Índico y Pacífico. Más allá del sureste del país esta Nueva Zelanda, y al norte sus vecinos más cercanos son Papúa Nueva Guinea, Indonesia y Timor Oriental. Australia se encuentra relativamente cerca de las Islas Salomón, Vanuatu y Nueva Caledonia, todas ellas al noroeste del continente. La zona occidental del país está formada por kilómetros y kilómetros de bellísimas costas.

Antes de la llegada de los colonos a lo largo del siglo XVIII, Australia estaba poblada por indígenas nativos australianos que llevaban viviendo allí miles de años, los cuales estaban divididos en cerca de trescientos grupos lingüísticos. En 1770, 175 años después de que Australia fuera descubierta por los holandeses, su soberanía reivindicada por Gran Bretaña, imperio que creó en el territorio varias colonias independientes unas de las otras, situación que se mantendría hasta 1901, año en el que las seis colonias reclamaron su independencia y crearon la actual Commonwealth de Australia.

Hoy Australia posee una próspera democracia parlamentaria compuesta por seis estados y un buen número de territorios. Desde la Segunda Guerra Mundial hasta hoy, la población del país se ha cuadruplicado. Actualmente la mayor parte de los habitantes (cerca de 23 millones) se concentran en las regiones del este del país, las más urbanizadas y modernas. Australia es la quinta economía del mundo en cuanto a Producto Interior Bruto se refiere.

Durante más de doscientos años la mayoría de colonos e inmigrantes que poblaban Australia procedía de las islas británicas, por lo que la población australiana es muy diversa étnicamente hablando, siendo los descendientes de británicos e irlandeses el grupo humano más numeroso. Según el censo del año 2006, el 38% de los australianos tenía sangre completamente nativa indígena, seguidos muy de cerca por los herederos de los ingleses (un 32%) y otros pequeños grupos con raíces irlandesas (9%), escocesas (8%), italianas (4%), alemanas (4%), chinas (3%) o griegas (2%).
Dada su enorme diversidad, Australia es uno de los pocos países del mundo que carece de idioma oficial. Sin embargo, el inglés es el idioma más usado y está considerada la lengua oficial de facto en todos los asuntos de Estado, incluyendo todos los documentos y asuntos públicos. Asimismo es la lengua de aprendizaje en las escuelas públicas australianas. El cristianismo es la religión más seguida, especialmente las ramas anglicana y católica.

El mestizaje étnico en Australia es más evidente si cabe en lo que a cultura se refiere, la cual combina perfectamente las tradiciones nativas de los indígenas con las que proceden de los colonos europeos. Australia realiza fuertes inversiones económicas en cultura, especialmente en las artes escénicas, subvencionadas por el Consejo del país. A los australianos les apasiona el deporte, especialmente el cricket, el rugby y el fútbol australiano. Su cocina es muy parecida a la del sur de Europa; y el vino australiano, procedente de hasta sesenta regiones diferentes del país (sobre todo del sur) es apreciado y reconocido a nivel mundial.

Educación en Australia

La gerencia de la educación en Australia no depende del Gobierno Central, si no que está está supervisada por los seis diferentes estados y territorios que conforman el país. De este modo, la política educativa difiere ligeramente de una región a otra. En todos los estados y territorios la educación es obligatoria para los niños de entre 5 y 16 años, y en algunas regiones los estudiantes deben permanecer en la escuela hasta los 16 y 17 años y hayan obtenido un diploma (o equivalente) de estudios o hayan accedido a alguno de los grados de formación profesional para aprender las herramientas y el conocimiento necesario para desempeñar un empleo.

Australia es una de las naciones más desarrolladas a nivel económico de todo el mundo. Por ello dan una gran importancia a la educación, la cual juega un rol fundamental en el país. La tasa de alfabetización es del 99%, y los estudiantes australianos siempre están en el “Top 5” del Programa de Valoración Internacional de los Estudiantes, sistema que examina y valora los conocimientos académicos y el rendimiento escolar en los treinta países más desarrollados del mundo.

Al igual que sucede en Estados Unidos y Europa, las escuelas primaria y secundaria son la primera de las dos partes en las que está dividida la educación en Australia. Cada estado desarrolla su propio plan de estudios, pero lo normal es que asignaturas como matemáticas, ciencias, lengua (inglés y un idioma extranjero), tecnología, historia, geografía, arte y educación física sean impartidas en todas las escuelas del país. Pese a que en muchas de las regiones sólo los dos primeros años de educación secundaria son obligatorios, el 80% de los estudiantes de esos distritos permanecen en la escuela hasta completar todos los niveles.

La educación superior en Australia se desarrolla en las 37 universidades públicas y 2 privadas del país, aunque también existen varias instituciones que imparten otro tipo de estudios superiores enfocados hacia otro tipo de especialidades. Los estudiantes de las universidades australianas pueden obtener grados, master y doctorados en la mayoría de materias, desde educación hasta economía pasando por ingeniería, medicina o derecho. Existe en el país un ciclo de grado superior muy popular y demandado en el que los estudiantes que completen el programa obtendrán un certificado de industria y comercio. Aproximadamente el 60% de los australianos poseen estudios universitarios o títulos de grados superiores.

Idiomas en Australia

Debido a que el idioma nacional de Australia es el inglés, pocas personas de los países angloparlantes emprenden el largo viaje hacia este país exclusivamente para estudiar un idioma. Sin embargo, para los hablantes no nativos que buscan un lugar seguro, emocionante y desafiante para aprender inglés, Australia es una excelente opción. Sucede que, muchas veces, este país no es tenido en cuenta debido a su ubicación geográfica y al hecho de que no es un destino de estudios de “alto perfil”, como los Estados Unidos o el Reino Unido, pero la simpatía de su gente y la belleza de sus paisajes compensan todas estas cuestiones. También vale la pena señalar que los australianos son famosos por estar entre las personas más amables y hospitalarias del mundo, por lo que si necesitas ayuda, pero tienes problemas para hablar inglés fluidamente, ellos estarán encantados de ayudarte.

Las personas que viajen a Australia para aprender inglés deberán ser conscientes de que el inglés australiano tiene un acento y un vocabulario particulares. A pesar de que es perfectamente inteligible para los hablantes nativos de otras partes del mundo, es posible que a aquellas personas que estén aprendiendo el idioma les lleve un tiempo acostumbrarse. Probablemente escuches palabras que no se usen en otros lugares (por ejemplo, “chook” por “chicken” (pollo, en inglés)), porque muchos sonidos son producidos de forma diferente debido al acento australiano.

Asimismo, puede que algunas personas viajen a Australia para participar de un programa de inmersión lingüística en otros idiomas diferentes del inglés, en particular los antropólogos que deseen estudiar las lenguas aborígenes australianas. La familia de lenguas aborígenes incluye, literalmente, cientos de lenguas distintas pertenecientes a muchas culturas diversas y complejas que existen en varias partes del continente. Debido a la antigüedad de su cultura (los aborígenes australianos han vivido en sus tierras ancestrales por más de 40.000 años, mucho más tiempo que cualquier sociedad europea), esta es de gran interés para los lingüistas y antropólogos. Por supuesto que en Australia también es posible encontrar cursos de otros idiomas diferentes del inglés, como por ejemplo, francés, árabe o chino, pero como estos idiomas, por lo general, no son hablados dentro de la sociedad australiana, no será posible vivir una “experiencia de inmersión lingüística”.
 
Cuando se estén buscando programas para estudiar inglés en Australia, la consideración más importante debería ser la ubicación. Este es un país enorme, tal es así que ocupa un continente entero, y ofrece de todo, desde desiertos hasta pantanos, montañas y playas; desde grandes metrópolis hasta pequeños pueblos rurales. La gran mayoría de los cursos de idiomas se encuentran en las ciudades australianas más importantes como ser Sydney y Melbourne. Una de las mejores razones para viajar a Australia en calidad de estudiante son las muchas oportunidades que tendrás de conocer impresionantes paisajes naturales. Considera la posibilidad de buscar un programa en alguna zona rural del norte de Queensland, el suave clima mediterráneo de Perth u otros lugares del oeste. Australia ofrece una enorme variedad de lugares para estudiar, y la calidad educativa siempre será alta, independientemente de donde vayas.

Centros que ofrecen cursos de idiomas en Australia




Intensive English Language Institute of Flinders University

Adelaide, Australia
Flinders University es una universidad pública, ubicada en Adelaide, Australia del Sur. Fundada en 1966, la universidad se ha forjado un nombre respetable y se la considera una institución de investigación líder, dedicada a la innovación. Es miembro del Grupo de Universidades de Investigación Innovadora (IRU) y se encuentra entre las principales universidades de Australia. Además, las facultades de medicina y humanidades de la universidad se encuentran entre las 10 mejores del país.

Real English Speaker

Rushcutters Bay
En el Real Inglés altavoz que se puede aprender de verdad , Inglés todos los días que no te enseñan en la escuela! Privada , de una a cursos individuales Conversación Inglés e Inglés de negocios están diseñados para conseguir que la interacción con hablantes nativos y aumentar su confianza. Las lecciones son todos acerca de hablar y escuchar ! Nos centramos en las habilidades de comunicación que va a utilizar en el mundo real - tanto en su vida social y profesional. No meter la cabeza en un libro ! Te damos diversión, ejercicios desafiantes en la clase y fuera de construir... Ver descripción completa.

The Oak International Education & Training Services

Sydney, Australia
Oak International Education & Training Services es una organización especializada, dedicada a proporcionar asistencia a aquellos estudiantes que están buscando la oportunidad de estudiar en el extranjero.

Centros de enseñanza no universitarios en Australia

En Australia, la mayoría de las escuelas técnicas e institutos profesionales están bajo la protección del Sistema de Educación Técnica y Superior (TAFE, en sus siglas en inglés). El TAFE constituye una amplia red de instituciones, incluyendo centros de capacitación laboral privados y varios programas gubernamentales, que están sujetos a estándares de calidad y confiabilidad. Las autoridades educativas establecen las pruebas y las competencias básicas que guían el desarrollo curricular de todas las escuelas técnicas e institutos profesionales, y estos a su vez basan su enseñanza en un conjunto de habilidades y ramas del conocimiento en demanda por parte del estado y los empleadores, que sean críticas para la fuerza laboral de Australia. Existen miles de programas de formación distribuidos por todo el país, aunque, naturalmente, se concentran en áreas de alta densidad urbana, como ser las ciudades de Sydney, Melbourne y Perth. No obstante, la economía australiana es muy dependiente de la agricultura, por lo que las zonas rurales cuentan con muchos centros de formación para aquellas personas que aspiren a convertirse en productores agropecuarios y líderes expertos agrícolas.

A diferencia de muchos otros países, que cuentan con una orientación técnico-profesional a nivel de educación secundaria (por ejemplo, escuelas secundarias técnicas), Australia sólo posee unas pocas escuelas de formación técnico-profesional destinadas a adolescentes y estudiantes de secundaria. La mayoría de los programas asumen que los estudiantes finalizarán sus estudios secundarios académicos estándar, obtendrán un diploma, y ​​luego elegirán si desean seguir con una formación técnico-profesional o asistir a la universidad. Esto le permite a los jóvenes australianos tener opciones incluso después de terminada la escuela secundaria.

El gobierno australiano es muy cuidadoso asegurándose de que todas las instituciones, carreras profesionales y docentes sean confiables. Si bien a las instituciones educativas se les otorga una considerable libertad para establecer sus propios planes de estudio y decidir sobre sus estilos de enseñanza, el gobierno exige que todos los docentes tengan aprobado un examen de competencia y estén certificados en las disciplinas que enseñan. Las competencias y la elección de los programas disponibles son dejadas a criterio de la propia industria, ya que el gobierno no intenta administrar o controlar las habilidades que aprenderán los estudiantes o qué tipo de trabajadores serán contratados. En lugar de ello, el mercado genera una demanda de ciertos tipos de trabajadores y las instituciones educativas responden en consecuencia. Esto garantiza que los certificados o títulos expedidos por cualquiera de estas escuelas técnicas sean valorados por los potenciales empleadores, y que los graduados estén realmente capacitados para manejarse con éxito en el mundo laboral.

Los ministerios de educación a nivel nacional, estatal y local son coordinados a través del Centro Nacional de Investigación en Educación Profesional (NCVER, en sus siglas en inglés), que funciona como canal de comunicación y fuente de valioso conocimiento. Las autoridades en los diferentes niveles de gobierno siempre pueden hacer referencia a las directrices y estadísticas del NCVER a fin de optimizar sus programas. Las escuelas también pueden aprovechar esta información, y la dependencia de las instituciones públicas y privadas en relación al NCVER es evidencia del admirable equilibrio que existe en Australia entre el modelo educativo de “libre mercado” y las garantías de calidad proporcionadas por la fuerte regulación central.

Lista de centros que ofrecen formación profesional en Australia




Billy Blue School of Graphic Arts

North Sydney, Australia
Billy Blue School of Graphic Arts se fundó cuando una compañía llamada Billy Blue Creative decidió comenzar una pequeña escuela de diseño, con el propósito de entrenar gente que más tarde podría trabajar en el estudio. La cantidad de personas que se incorporaron superaron las espectativas iniciales y así fué como el centro continuó creciendo. La institución se creó por la industria y para la industria, promoviendo a profesionales que enseñaran a altos niveles educativos. Los cursos que se imparten incluyen diseño de comunicación, entorno de marca, diseño digital en... Ver descripción completa.

Holmesglen

Holmesglen, Australia
Holmesglen es uno de los mayores proveedores de educación profesional superior en Victoria desde 1982. Grados y cursos certificados pueden obtenerse en Artes, Negocios, Construcción y Horticultura, entre otros.

Estudiar a distancia y online en Australia

Australia es un país vasto y escasamente poblado en el que existen grandes franjas de tierra con pocos o ningún habitante. Esto no sólo se debe a la aridez del clima en la zona central y gran parte del oeste del país, sino también a su aislamiento con respecto a otras grandes masas de tierra. La colonización de Australia por parte de los europeos fue un proceso lento en comparación con lo sucedido en América, y la población indígena ha persistido en varios puntos del territorio. Por lo que cuando se trata de educación, esto representa un desafío único para los australianos. Los pocos ganaderos y pioneros modernos que viven en pueblos aislados del desierto u otros confines lejanos de Australia tienen acceso limitado a la educación superior, ya que el viaje a la universidad más cercana podría ser de cientos de kilómetros. Una de las soluciones a esta problemática parece evidente: permitir que las personas obtengan sus títulos a través de Internet. Como las zonas rurales están bastante bien integradas a la rápida expansión de la red de telecomunicaciones del país, la educación a distancia es, en muchos sentidos, la solución ideal al problema de ampliar las oportunidades educativas para todos los individuos de la sociedad australiana.

Las ventajas y desventajas básicas de la educación en línea en este país son las mismas que en otros países del mundo. Por supuesto que la mayor ventaja es que les brinda a los estudiantes la posibilidad de acomodar los cursos a sus horarios y trabajar a su propio ritmo. Generalmente, estos programas no tienen un calendario establecido, sino que las tareas pueden ser entregadas cuando sea conveniente para el estudiante, siempre y cuando se cumpla con el plazo de entrega fijado previamente. Los estudiantes de programas en línea tampoco tienen la necesidad de transportarse hacia el campus universitario, lo que significa una gran ventaja para aquellos que viven en un país tan extendido como Australia.

Obviamente, también existen desventajas importantes a tener en cuenta. Tal vez la mayor sea el hecho de que muchos empleadores confían más en los títulos otorgados por las universidades y escuelas universitarias tradicionales que por los otorgados por instituciones en línea. En Australia, donde la educación en línea aún no se ha afianzado dentro del sistema educativo superior, este problema puede ser aún más relevante. Sin embargo, la forma más extrema del problema, llamada “fábrica de títulos”, la cual prácticamente representa una estafa en Internet, no es tan común en este país, debido en gran medida a las fuertes regulaciones. En general, conseguir una educación en línea en Australia es una buena idea para aquellos estudiantes que por una razón u otra no puedan asistir a la universidad y participar de un programa de estudios tradicional. Si, por el contrario, obtener un título en una universidad o escuela universitaria tradicional es compatible con los recursos, horarios y estilo de vida del estudiante, por lo general, esta es considerada la opción más inteligente.

Centros internacionales de enseñanza primaria y secundaria en Australia

Australia tiene uno de los sistemas de educación primaria y secundaria más eficientes del mundo, como lo demuestran las estadísticas relacionadas con su educación: una tasa de alfabetización mayor al 99% y el Índice de Educación más alto del mundo (medido por la ONU) de 0,993. El secreto del gran éxito del sistema educativo australiano es la combinación de controles de confiabilidad y calidad estandarizados, junto con un tipo de regulación que deja la mayor parte de las facultades decisorias educativas en manos de los docentes, autoridades estatales y comunidades locales. Por supuesto que la relativa estabilidad de la riqueza y prosperidad de la sociedad australiana también es uno de los principales factores contribuyentes.

En Australia, la educación primaria y secundaria es, principalmente, administrada por el gobierno. La autoridad educativa es ejercida por el gobierno estatal por lo que el gobierno federal nacional tiene poco o ningún control directo sobre las políticas educativas. Existen normas nacionales que garantizan que todas las escuelas acreditadas enseñen el mismo plan de estudio reglamentario y preparen a sus estudiantes para tener éxito en el mundo real, pero más allá de esto, el gobierno federal no participa en la educación. Esto significa que los detalles específicos relacionados con la educación primaria y secundaria pueden variar considerablemente entre los diferentes estados. Por ejemplo, los años de educación obligatoria también son establecidos por los gobiernos de los estados, por lo que en algunos lugares, los estudiantes están obligados a asistir a la escuela desde los 6 a los 15 años de edad, mientras que en otros desde los 6 a los 17 años.

En este país, el 65% de los estudiantes de primaria y secundaria asisten gratuitamente a las escuelas públicas estatales, el 20% a escuelas católicas (que cuentan con su propio sistema de administración), el 14% a escuelas privadas independientes y el restante 1% recibe educación en el hogar. Esta última no suele ser la mejor opción, pero en ciertas situaciones es necesaria, principalmente, en zonas rurales muy aisladas. El vasto interior de Australia está completamente desprovisto de grandes ciudades, por lo que existe un importante número de niños que crecen en lugares remotos que pueden estar a decenas o incluso cientos de kilómetros del poblado más cercano. Por lo que, obviamente, asistir a una escuela tradicional bajo estas circunstancias no es una opción a considerar. Tal es así que muchas familias rurales optan por brindar a sus hijos escolarización en el hogar y los gobiernos de los estados lo permiten bajo una mínima supervisión.
 
Ningún estado australiano exige que los niños menores de 6 años concurran a la escuela preescolar, pero muchos padres consideran que es importante para que sus hijos den sus primeros pasos dentro de la lectura y escritura, y aprendan habilidades sociales fundamentales que les darán una ventaja cuando comiencen la escuela primaria. La práctica generalizada de asegurar que los niños que ingresen a la escuela tengan todas las herramientas necesarias, pone de relieve uno de los elementos más importantes del éxito del sistema educativo escolar en Australia, que es una sociedad dedicada y una cultura nacional que valoran la educación, reconociendo que desde la más temprana infancia, la calidad de vida de un niño depende en gran medida de la calidad de su educación.

Ciudades para estudiar en Australia


CSA Study Abroad
Estudios acreditados en el extranjero para estudiantes de todos los niveles.


Comparte esta página: