Estudiar la carrera de Estudios sobre Defensa y Estrategia


Elije de entre la lista de países donde estudiar Estudios sobre Defensa y Estrategia:

AustraliaEspañaIndiaNueva ZelandaReino Unido

Todos los estudios genuinos, referidos al ámbito de la Defensa y Estrategia Marcial, nacen originariamente a partir de la difusión de las Artes Marciales utilizadas por civilizaciones milenarias como expresiones corporales y espirituales de defensa y protección de la vida personal y colectiva -constituyendo una expresión de cultura que disciplina y orienta el espíritu durante el combate.

Descripción de la carrera:

El ámbito de Defensa y Estrategia Marcial pretende -especialmente en el hemisferio oriental-, constituir una fuente de transmisión de un patrimonio de tradición, dirigida a formar estudiantes que lleguen a alcanzar los más elevados grados de maestría, de modo que, a su vez, puedan enseñar, transmitir y difundir las diferentes modalidades de este ámbito. Por ello, todas las modalidades son comprendidas como profesión de vocación patrimonial y en esencia un arte que no se institucionaliza a través de formaciones regladas.

En occidente, por el contrario, las diversas especialidades se imparten en academias, no siempre de tradición, con el propósito fundamental de promover el aprendizaje y dominio corporal de combate, en diversas estrategias de defensa y ataque.

Calidades del estudiante:

El perfil vocacional y humano del estudiante que desee incursionar y perfeccionarse en el ámbito, exige competencias naturales de paciencia, constancia, integridad corporal, templanza emocional, dominio de los movimientos en precisión y belleza, gusto por el trabajo y la corrección, espíritu de perfeccionamiento, perspectiva elevada de la paz, la defensa y la protección de la vida.

Planes de estudio:

Las Estrategias de Defensa y las Artes Marciales poseen sistemas de enseñanza de progresión que en oriente se inician en la pubertad y en occidente, generalmente, al término de la adolescencia. El sistema se enfoca en ejercitación de dominio corporal, mental y espiritual, a partir de niveles elementales. Los niveles son regulados por el grado de dominio alcanzado, de tal forma que la maestría no se alcanza en un período de tiempo predeterminado, pues depende de las competencias y avances logrados por el estudiante.

Las materias apuntan hacia una gran diversidad de modalidades, siendo el común denominador el dominio corpóreo espiritual, a través de años de entrenamiento físico y mental que lo convertirán en un verdadero experto en estrategias de combate -con o sin mano- y un exponente de excelencia en estrategias que habiliten el manejo idóneo de múltiples armas de mano, tales como palos, cuchillos, espadas y lanzas.

Todos los sistemas de Defensa y Estrategia Marcial existentes, se incluyen en  tres clasificaciones elementales, categorizadas de acuerdo al estilo de combate que utilice. A saber:

  • De entrenamiento de armas: Kendo, Esgrima y Arnés de Mano.
  • En huelga: King Fu, Boxeo, Capoeira, Wing Chu, Boxeo, Muay tailandés.
  • De agarre: Judo, Sambo, Lucha Libre,  Aikido, Jiu-Jitsu.

Inserciones laborales y expectativas ocupacionales:

Las inserciones laborales son múltiples, a través del mundo, pese a ser una actividad oficiante o una profesión de vocación. Esto responde al hecho que en oriente se privilegia y dignifica la maestría y la experiencia en el control del cuerpo y el espíritu, por lo que todos los sistemas de Defensa y Estrategia Marcial son considerados como expresiones de arte espiritual.

En occidente, las inserciones laborales están dadas con propósitos de enseñanza en una gran diversidad de escuelas y academias especializadas. Otras inserciones responden a la industria del entretenimiento orientadas a la exhibición de espectáculos que muestran las más prodigiosas destrezas, no siempre tradicionales -debido a la occidentalización en que han derivado las técnicas y procedimientos redireccionados hacia el ataque.

La mayor expectativa, indudablemente, tanto de la visión oriental como occidental, apunta a una promoción de sus líneas de tradición y comercialización, respectivamente, a través de la integración en la industria del séptimo arte, la televisión, las exposiciones colectivas y la difusión internacional de las enseñanzas a través de maestrías de excepción.