Estudiar en Pamplona, España



Estudiar en Pamplona, España

Estudiar en ".$city.", España
Pamplona en invierno

Pamplona es una ciudad típica española cargada de cultura con una historia destacada y gran belleza natural. En la ciudad viven aproximadamente 200.000 residentes permanentes y se hizo famosa en el mundo angloparlante por la laureada novela The Sun Also Rises, escrita por el reconocido escritor estadounidense Ernest Hemingway. Junto con las muchas elogiosas descripciones de Pamplona por parte de Hemingway, el libro destaca las conocidas fiestas anuales (del 7 al 14 de julio) de San Fermín, los sanfermines con sus famosos encierros, un evento que cada año atrae a miles de personas de todas partes del globo.

Pamplona está situada en el norte de España y es la capital de la Comunidad Foral de Navarra. Está muy bien comunicada, por una red excelente de carreteras, con las ciudades de Zaragoza, San Sebastián y Vitoria, cada una de ellas con sendos aeropuertos, lo que hacen que llegar a Pamplona sea fácil y sin complicaciones.

Se conoce a Pamplona como una de las ciudades "más verdes" de Europa por su número sin precedentes de parques y jardines, rodeada de gran belleza natural. A un lado de la ciudad los visitantes pueden disfrutar de la magnífica flora natural a lo largo del río Arga, mientras que en el lado opuesto de la ciudad, el exuberante valle alpino de los Pirineos ofrece impresionantes vistas de la flora excepcional de la región.

Aunque algunos la conocen como la capital histórica del País Vasco, Pamplona sigue manteniendo un ambiente muy juvenil, gracias en gran parte a la diversa comunidad universitaria de la ciudad. Los estudiantes extranjeros y visitantes abundan en esta "ciudad universitaria", por lo que es muy fácil forjar nuevas amistades y generar recuerdos que perdurarán toda una vida.

Los principales lugares de interés de Pamplona se dispersan a lo largo de la ciudad "ciudad vieja", que se divide en tres partes: La Navarrerá, que es la parte más antigua de la ciudad; y los barrios del siglo 12 de los que fueran ciudades rivales, San Cernin y San Nicolás.

El centro de la ciudad de Pamplona es especialmente agradable, un lugar en el que los visitantes y los lugareños pueden disfrutar de la espectacular arquitectura de la ciudad y de sus singulares museos. Aunque el espíritu de la vieja ciudad (donde se produce una frenesí de actividad constante) se encuentra sin duda en la Plaza del Castillo, los tramos restantes de la formidable muralla de Pamplona, que incluyen la magnífica Catedral románica y gótica (la cual ha visto un gran número de excavaciones arqueológicas) y la Ciudadela también son lugares interesantes que no deben dejarse sin explorar.

Aunque Pamplona tiene una larga e ilustre historia, fue el siglo XI que marcó los "años dorados" de la ciudad –una época en la que la ubicación estratégica de la ciudad a lo largo del Camino de Santiago (en la ruta de peregrinación) causó su gran popularidad y un desarrollo económico sin precedentes que produjeron intercambios comerciales y culturales con países del otro lado de los Pirineos. Durante el siglo XVI, Pamplona se convirtió en un puesto avanzado de defensa clave contra Francia, y ya en el siglo XVIII la ciudad se había vuelto increíblemente rica con una gran infraestructura actualizada.

Si eres un nuevo o potencial estudiante en Pamplona o un visitante joven, te alegrará saber que la ciudad ofrece una vibrante vida nocturna, donde las fiestas los fines de semana se alargan hasta el amanecer.  La mayoría de las noches, el regocijo empieza en el casco antiguo, en los numerosos bares y discotecas ubicados en el centro, con pintxos (tapas) y bebidas, seguidos de bailes y de la oportunidad de relacionarse con otros. Si lo que te gusta es la comida, el País Vasco y Pamplona son conocidos por tener una de las gastronomías más sanas y deliciosas de toda España, debido sobre todo a la proximidad de la región al mar, los ríos, valles y las montañas fértiles .

La celebración de Pamplona más conocida es la fiesta de San Fermín, o sanfermines, en la que miles de españoles y turistas extranjeros se congregan para participar en sus famosos encierros. Durante este evento, las calles cerradas de Pamplona se llena de personas que atrevidamente corren delante de los bravos toros que van camino de la plaza donde los toreros rematan la aventura con una espléndida exhibición de tauromaquia.

En general, Pamplona tiene una calidad de vida de las mejores de España, pues está marcada por amplios parques y espacios verdes, un alto nivel de industria, un excelente sistema de educación y salud, la baja tasa de delincuencia y una gente amable que se abre amistosamente a la presencia de nuevos visitantes.