Estudiar en Bélgica





El Reino de Bélgica, o simplemente Bélgica, es un pintoresco e histórico país del oeste de Europa. Sede de la oficina central de la Unión Europea, de la que es miembro fundador, Bélgica posee una superficie total de 30.528 kilómetros cuadrados en los cuales sus once millones de habitantes viven, trabajan y pasan su tiempo libre. Desde el siclo XVI hasta 1830 (año de la Revolución Belga y su posterior independencia) Bélgica formó parte oficialmente de los Países Bajos. Durante ese periodo de tiempo muchas importantes batallas en el continente europeo tuvieron lugar en suelo belga, por lo que la región paso a conocerse como “el campo de batalla de Europa”, título que continuó haciendo honor a la verdad durante las dos Guerras Mundiales.

Bélgica se caracteriza por una enorme diversidad tanto cultural como étnica. Sus dos mayores regiones son Flandes, una comunidad que utiliza el neerlandés como idioma al norte del país y Valonia, región principalmente francoparlante en la zona sur del país. El neerlandés y el francés son las lenguas utilizadas por el 99% de la población, pero también existe una pequeña región que utiliza el alemán en la parte este de Valonia. Neerlandés, francés y alemán son considerados idiomas oficiales en Bélgica, pero la mayoría de los asuntos de Estado son tratados en francés y en neerlandés, dependiendo de la región. La capital del Estado es Bruselas que, pese a estar situada en la región flamenca, tiene al francés como lengua más hablada entre sus habitantes. Bélgica tiene tres religiones oficiales: Cristianismo (la mayoría de ellos católicos y anglicanos), Islamismo y Judaísmo.

Educación en Bélgica

Bélgica es uno de los países mejor educados del mundo. Tiene una tasa de alfabetización en adultos de aproximadamente el 99%, y posee el tercer porcentaje más alto del mundo (42%) de jóvenes de entre 18 y 21 años cursando estudios superiores.

Es obligatoria la escolarización para los niños con edades comprendidas entre los 6 y los 18 años. La educación está dividida entre la educación pública y laica y la educación religiosa, ésta última impartida por la Iglesia Católica. Cada región (Flandes, Valonia y la comunidad alemana) es responsable de su propio sistema educativo, el cual está dirigido y financiado por las distintas provincias y municipios de cada región. La escolarización comprende la primaria y la secundaria, y está compuesto por los cursos de 1º a 8º y de 9º a 12º respectivamente. En los grados más altos de la educación secundaria (11º y 12º), los alumnos tienen la oportunidad de continuar sus estudios por un camino de educación general, con instrucción avanzada en asignaturas puramente académicas normalmente enfocado al acceso a la universidad, o por otro de formación profesional a través del cual los estudiantes reciben valiosos conocimientos y herramientas relacionados con su salida al mercado de trabajo.

Cualquier estudiante en posesión de un título general o regular de graduado en secundaria tiene la oportunidad de acceder a la educación superior en Bélgica. No obstante, algunas carreras como medicina, odontología, veterinaria e ingeniería exigen a sus aspirantes la superación de un examen de admisión.

Las universidades belgas han adoptado recientemente el nuevo sistema de créditos y grados, el cual consiste en tres escalones correspondientes a tres títulos académicos: el Grado o Carrera, la primera fase que normalmente dura tres años; el Master, que requiere otros dos años para completarlo; y el Doctorado, en el que hay que emplear entre tres y seis años dependiendo de la especialidad. Esta estructura, producto del “Plan Bolonia”, es la utilizada por la mayoría de las universidades de la Unión Europea, y está pensada para facilitar la movilidad de los estudiantes entre universidades de los países que han adoptado ese plan.

El coste de la Universidad viene dado y regulado por el gobierno de la nación, y en algunos casos se ofrece una ayuda económica a los estudiantes (estudiándose caso por caso) acorde con las necesidades de cada uno.

Programas internacionales para Estudiar en Bélgica

¿Tu universidad o escuela universitaria ofrece programas de estudio en el extranjero, es decir programas que te permitan estudiar y vivir en otro país durante una temporada de verano, un semestre o un año académico completo? La mayoría de las universidades importantes lo hacen, y lo mejor de esto es que te permite participar de un programa de tu elección, en tu propio idioma y, además, ​​obtener créditos académicos que te conduzcan a un título en una universidad de tu país. Si esta oportunidad te parece divertida e interesante, el siguiente paso es elegir el país en el cual estudiar. Una de las opciones más recomendadas por los estudiantes, es Bélgica, un país cálido y sofisticado, con una rica historia y una fascinante cultura. Para ayudarte a conocer mejor esta hermosa nación, te proporcionaremos datos importantes, junto con algunas sugerencias tentadoras sobre qué hacer y ver mientras estés allí, y los lugares que ofrecen perspectivas de diversión y enriquecimiento cuando estés tomando un descanso en medio de los estudios.

Las Muchas Razones para Elegir a Bélgica Como un Destino para Estudiar en el Extranjero 

Bélgica es un país maravilloso que está rodeado por Francia, Alemania, Luxemburgo y los Países Bajos. Como miembro fundador de la Unión Europea, cuya sede se encuentra en su ciudad capital, Bruselas, Bélgica es un país muy importante e influyente desde el punto de vista político. Durante tu visita podrás observar parte de esta influencia, representada por la presencia de instituciones tales como la Comisión y el Consejo Europeo, y el edificio de la OTAN.

Este es un país muy diverso, de tal forma que cuenta con tres idiomas oficiales. Estos son el holandés, el francés y el alemán; ordenados según el número de hablantes nativos de cada uno de ellos. En Bélgica, las personas de habla holandesa, también llamadas flamencas, representan más de 6 millones y se concentran en la región de Flandes al norte del país. Por otro lado, existen más de 3 millones de habitantes que hablan francés y ocupan la región de Valonia, al sur, por lo que también son llamados valones; mientras que la comunidad de habla alemana está formada por 70.000 personas y se ubica al este de Valonia. Debido a esta diversidad lingüística y cultural, su gente es muy cálida y amable con los visitantes extranjeros.

La influencia y elegancia francesas son palpables en toda Bélgica, en particular en Bruselas, y son fácilmente reconocibles en su gastronomía, moda e instituciones. En este país cosmopolita, encontrarás numerosas galerías y museos que exhiben la historia y el arte de la región. También existen muchos cafés al aire libre y buenos restaurantes que sirven comida belga, europea e internacional. Por la noche podrás disfrutar de algún espectáculo en uno de los tantos teatros, o bailar hasta la madrugada en las discotecas locales.

Si bien a nivel internacional Bélgica es, quizás, mejor conocida por su ostentación y contribución de ciertos alimentos y bebidas, incluyendo los famosos wafles belgas y la tentadora variedad de chocolates finos y cervezas, el país también cuenta con bellos paisajes. Posee grandes extensiones de playas de arenas blancas que son perfectas para relajarse y rejuvenecer bajo el cálido sol, mientras que sus llanuras onduladas, ríos, quebradas, lagos y jardines hacen de la región un lugar de ensueño para los fotógrafos y los amantes de la naturaleza.

Como puedes ver, estudiar en Bélgica ofrece mucho más que educación, también ofrece numerosas oportunidades de ampliar tus horizontes, conocer nuevas personas y experimentar divertidas aventuras que nunca olvidarás.

Idiomas en Bélgica

Si siempre has soñado con adquirir una segunda lengua y ganar el prestigio y la satisfacción personal que viene con ello, existen pocos lugares en el planeta que puedan compararse con Bélgica como destino de estudios. En términos de superficie y población, Bélgica es un país relativamente pequeño ubicado en Europa occidental, que a pesar de su tamaño cuenta con características interesantes y atractivas, incluyendo su asombrosa diversidad. Debido a su ubicación geográfica, este país se ha convertido en un crisol de culturas, tradiciones e idiomas. Tanto en las zonas urbanas como rurales se pueden oír más de 40 idiomas diferentes, pero los tres predominantes y reconocidos como los idiomas oficiales de Bélgica, son el holandés, el francés y el alemán. Esta sorprendente mezcla lingüística ofrece numerosas oportunidades para aquellos que deseen estudiar idiomas y ampliar sus horizontes, mientras estudian y viven en un país extraordinariamente cosmopolita.

Los estudiantes que deseen aprender holandés tendrán que dirigirse a la región norte de Bélgica donde se encuentra la comunidad flamenca, coloquialmente conocida como Flandes. En esta región, el idioma oficial es el holandés el cual es hablado por la mayoría de las personas, lo que le permite a los estudiantes estar completamente inmersos en la lengua, tanto dentro como fuera del salón de clases. También existen muchas escuelas de holandés que se concentran al sur de Flandes, en Bruselas, la capital del país. Bruselas es la única y verdadera metrópolis de Bélgica, y se encuentra a pocos kilómetros de la comunidad flamenca. Antiguamente, Bruselas era una ciudad de habla holandesa, y aunque en la actualidad la mayoría de sus residentes habla francés, la ciudad sigue albergando varias renombradas escuelas de holandés.

Cuando tomes un descanso entre los estudios, encontrarás numerosas actividades divertidas para pasar el tiempo. Bruselas tiene todo lo que puedes desear encontrar en una gran ciudad, desde museos históricos, edificios importantes como el de la OTAN o la Sede del Consejo de la Unión Europea, hasta cafés, tiendas y teatros. Incluso, puedes meterte en uno de sus pubs o clubes nocturnos y probar alguna de las 650 variedades de cervezas elaboradas en el país.

Aquellos que deseen aprender francés tendrán una experiencia igualmente emocionante en Bélgica. Por supuesto que Bruselas sigue siendo una opción, pero si te interesa vivir una experiencia única, podrás aventurarte hasta la ciudad de Spa. Esta es una pintoresca comunidad de 10.000 habitantes, ubicada estratégicamente en el valle de las Montañas de las Ardenas, en la Región Valona, que está muy lejos del ajetreo y el bullicio de Bruselas y posee unos paisajes impresionantes. Spa es un balneario mundialmente famoso por sus aguas termales “curativas”, siendo una atracción turística muy popular, con muchas oportunidades para ir de compras, pasear y disfrutar deliciosos platos.

En Spa y sus alrededores existen varias escuelas de idiomas que ofrecen diferentes programas tanto para jóvenes como para adultos, incluyendo cursos cortos e intensivos. Sus docentes calificados utilizan múltiples modalidades de enseñanza, grupos grandes y pequeños, prácticas guiadas y clases de conversación. A diferencia de los cursos de otros idiomas, en los que el aprendizaje se detiene cuando suena la “campana de la escuela”, en Bélgica, podrás aprender todo el día, ya que estarás totalmente inmerso en su lengua y su cultura, mientras disfrutas de las maravillosas vistas, sonidos y gastronomía que Bélgica tiene para ofrecer.

Centros que ofrecen cursos de idiomas en Bélgica




AAA Europa Language School ASBL - Belgium

Bruselas, Bélgica
Europa Language School es una organización sin ánimo de lucro, fundada en 1990. Situada en el centro de Bruselas, la misión del centro es proporcionar una enseñanza a precio razonable y flexible, suficiente para satisfacer las necesidades de distintos grupos. Europa Language School imparte más de 15 cursos de idiomas, por ejemplo: francés, holandés, español, portugués, italiano, ruso, húngaro, polaco sueco, japonés y chino. El centro está especializado en facilitar cursos a medida y para grupos. Todos los profesores tienen titulación universitaria. Proceden de distintos... Ver descripción completa.

Estudiar a distancia y online en Bélgica

En Bélgica, la educación superior y la formación técnico-profesional son prioritarias, y están al alcance de todos aquellos interesados. El sistema educativo está bajo la dirección de las dos comunidades más importantes del país, la flamenca del norte y la valona del sur, siendo la enseñanza impartida en holandés y francés, respectivamente. Para asegurarse de que la educación terciaria no imponga una carga excesiva a los alumnos, en los últimos años los sistemas educativos, tanto en las comunidades flamenca como francesa, han adoptado un sistema integral de educación a distancia, utilizando toda la tecnología disponible para llegar a los estudiantes. Hoy en día, la educación a distancia en Bélgica es un elemento integral de la educación superior y del sistema de educación para adultos, lo que le permite a los estudiantes que estén limitados por la distancia, el tiempo o sus capacidades, participar activamente en su formación. A continuación, daremos un breve vistazo a algunos programas de educación a distancia y en línea disponibles en Bélgica.


Educación Superior a través de Educación en Línea

En el año 2000, el Ministerio de Educación, desarrolló su propia versión de la Open University, un programa de educación a distancia introducido por primera vez en el Reino Unido. En principio, el programa fue diseñado para estudiantes de nivel terciario que deseaban obtener un título o certificado profesional, pero carecían del tiempo o los medios para asistir a las universidades tradicionales. Actualmente, la enseñanza en la universidad abierta de Bélgica se lleva a cabo utilizando varias herramientas y tecnologías, incluyendo CD-ROMs, aulas virtuales, correo electrónico, programas de mensajería instantánea y videoconferencias. Los docentes asignan tareas semanales a los estudiantes a través del correo electrónico, y estos las realizan a su propio ritmo y conveniencia. Las preguntas que surjan durante la semana se podrán hacer a través del correo electrónico y/o mensajería instantánea, y aquellos que necesiten ayuda tendrán a su disposición el apoyo de tutores. Cuando las tareas estén finalizadas deberán ser enviadas en un archivo adjunto por correo electrónico.

Actualmente, la mayoría de las universidades belgas cuentan con alguna forma de educación en línea, principalmente programas de Licenciatura y Maestría, junto con certificados en una amplia variedad de temas y áreas profesionales. Algunos de estos programas pueden ser exclusivamente en línea, mientras que otros requieren que los estudiantes asistan a la institución un par de veces durante el semestre académico con el fin de rendir exámenes y asistir a clases dictadas por profesores invitados, entre otras actividades.

Educación para Adultos a través de Educación en Línea

En Bélgica, la educación para adultos tiene como objetivo generar estudiantes permanentes y ahora es más conveniente que nunca gracias a un programa llamado Estudio Individual Supervisado (BIS, según sus siglas en belga). El programa BIS es un modelo de educación a distancia, flexible y específicamente adaptado para adultos que buscan mejorar su educación y/o formación en un curso o área específica. Fue implementado por primera vez en la década de 1990, utilizando materiales impresos y otras herramientas educativas escritas, pero desde octubre del año 2003 el programa se ofrece casi exclusivamente a través de Internet.

Existen muchos cursos disponibles bajo el sistema BIS, que abarcan 7 disciplinas principales, incluyendo leyes, holandés, idiomas extranjeros, informática, tecnología, economía y ciencias humanísticas. Estos cursos consisten en paquetes didácticos y tareas que son enviados por correo electrónico. El tiempo necesario para completar todos los cursos del programa BIS depende de la disciplina, número de paquetes didácticos y nivel de dificultad, pero la mayoría lleva entre 2 y 3 años.
Los programas BIS son gratuitos, y si bien algunos estudiantes deben pagar una modesta matrícula de inscripción, los adultos de bajos ingresos generalmente están exentos de estos gastos.

Ciudades para estudiar en Bélgica


CSA Study Abroad
Estudios acreditados en el extranjero para estudiantes de todos los niveles.


Comparte esta página: