Estudiar la carrera de Agricultura


Elije de entre la lista de países donde estudiar Agricultura:

AlemaniaArabia SauditaArgeliaArgentinaAustraliaBangladeshBermudasBosnia y HerzegovinaBrasilBurundiCamboyaCamerúnCanadáChinaColombiaCongo DRlCorea del SurCosta RicaCroaciaCubaDinamarcaEcuadorEgiptoEl SalvadorEmiratos Árabes UnidosEsloveniaEspañaEstados UnidosEtiopíaFijiFinlandiaFranciaGeorgiaGhanaGreciaGuyanaHaitíHondurasHungríaIndiaIndonesiaIránIraqIrlandaItaliaJapónKenyaKirguistánLaoLesothoLíbanoMacedoniaMadagascarMauricioMozambiqueNamibiaNicaraguaNueva ZelandaOmánPalestinaPoloniaPortugalPuerto RicoReino UnidoRepública ChecaRepública de SudáfricaSamoa AmericanaSenegalSerbiaSierra LeonaSri LankaSudánSuizaSurinameSwazilandiaTaiwánTanzaníaTrinidad y TobagoTurquíaUcraniaUgandaUruguayViet NamZambiaZimbabue

El desarrollo de la Agricultura, como actividad y disciplina en permanente evolución, ha generado temas de relevancia, tales como, productos modificados genéticamente, cultivos orgánicos, transgénicos y cambio climático, entre muchas otras materias de estudios que emergen de las dinámicas multidisciplinarias que han caracterizado a la Agricultura, durante los últimos 30 años.

Los estudios actuales en torno a la Agricultura, forman un conjunto disciplinario conocido como Ciencias de la Agricultura -Ciencias Agrícolas o Ciencias Agrónomas-, una serie de ciencias entre las cuales se insertan la biología, la química y los estudios de medio ambiente, junto con disciplinas pertenecientes a las ciencias de los alimentos, tecnología, economía y gestión. Esta interrelación transdisciplinaria ha dado nacimiento a disciplinas de relevancia universal, como: Biología Agrícola  o Bioagronomía, Agronomía, Economía Agrícola, Ingeniería Agrícola, Ingeniería Agropecuaria, Producción de Cultivos, Ciencia de los Cultivos, Producción Agrícola, Producción Agropecuaria, Gestión Agronómica, Silvicultura y Horticultura, entre muchas otras.

En general, la mayoría de los programas de estudios -destinados a profesionalizar la gestión humana en torno a la Agricultura- proporciona los conocimientos teóricos y procedimentales, la experiencia o práctica profesional agronómica, la interacción transdisciplinaria imprescindible y los principios científicos de aplicabilidad agrícola, que en su conjunto permitan una gestión e integración de excelencia. Esta amplia base, corresponde, a macronivel, a un programa interdisciplinario orientado a enfatizar las habilidades referidas a la resolución de problemas, la formación dirigida a estudiantes de todo nivel, el progreso y los avances de profesores e investigadores y la optimización del desarrollo de la Agricultura -en la mayor cantidad de países cuyas economías se sutenten sobre estos recursos naturales.

Los estudiantes, a través de los planes de estudio, obtienen una base conceptual, dominio de las técnicas de investigación e interpretación de datos, profundidad y amplitud de comprensión en un campo de estudio especializado. Los graduados normalmente desean trabajar en la gestión agrícola, la investigación o el trabajo de asesoramiento. Alternativamente, podrían participar en la venta o comercialización de productos agrícolas.

Actualmente, las proyecciones en torno a las Ciencias Agrícolas y a numerosas ciencias de gestión transdisciplinaria, se enfocan hacia  arduos procesos de investigación, realizados en diferentes zonas del mundo, con el propósito de aplicar un seguimiento cuidadoso en torno a la evolución de la Agricultura, las problemáticas y necesidades emergentes y el estudio de nuevos códigos de conducta profesional.

La mayoría de los centros organizados para el estudio de la Agricultura, la Alimentación y el Medioambiente, realizan una investigación transdisciplinaria dirigida a la interfaz existente entre las ciencias sociales y el medio ambiente. Dicha interfaz es explorada a través de una dinámica enfocada en la sostenibilidad agrícola, con el objetivo de optimizar el bienestar económico y el ambiental y social –a partir del desarrollo de los recursos dados por un mejor y mayor aprovechamiento del agro. Con este propósito, se gestionan estudios tendientes a:

  • Descubrir y promover caminos eficaces y prácticas para el uso sostenible de la tierra, la alimentación, la producción de fibras y la recolección de alimentos silvestres. Esto se logrará a través de la investigación innovadora -bicultural y transdisciplinaria- de los sistemas socioecológicos, junto con la formación de estudiantes -futuros investigadores, gestores ambientales y  responsables políticos,  al más alto nivel internacional.
  • Identificar las vías prácticas para incrementar el bienestar social, ambiental y económico, a través del descubrimiento de la producción sostenible de alimentos, estrategias de explotación y gestión ambiental eficiente. Esto se logrará mediante un enfoque transdisciplinario -varias disciplinas que trabajen juntas para resolver los complejos problemas socioecológicos -a través de un enfoque de retroalimentación entre la gente, la tierra y los mercados.
  • Descubrir los conocimientos y las herramientas idóneas para empoderar a las familias de agricultores y recolectores de alimentos silvestres, para interactuar de una manera sostenible.
  • Investigar las iniciativas eficaces para el aprovechamiento potencial de la producción de alimentos, fibras y alimentos silvestres de recolección sostenible.
  • Unificar propuestas globales existentes alrededor del mundo en torno al uso sostenible de la tierra, los indicadores ecológicos de los paisajes productivos, la adaptación y gestión de ecosistemas, la creación bicultural de modelos de asociación para la ciencia y la gestión y el uso de la energía para desarrollar una calidad de tierra productiva.

    El desarrollo de la sociedad actual, no habría llegado a buen término si el ser humano no hubiese aprendido, cultivado y preservado la ciencia de la producción de alimentos o más popularmente conocida como Agricultura. En tiempos remotos, los hombres antiguos se convirtieron en nómadas, debido a que utilizaban el método de tala y quema -que tiende a agotar los recursos de la tierra- y buscaban la caza y las plantas comestibles en los lugares deshabitados en donde el alimento estuviese disponible. Sin embargo, en algún momento tal vez estos nómadas descubrieron que las plantas crecen de las semillas y de esta forma comenzaron a observan los ciclos determinados de cada semilla. A partir de ese conocimiento, las tribus nómadas se quedaron permanentemente en un lugar y, de esta forma, las tribus se convirtieron en prósperos asentamientos que más tarde se convirtieron en ciudades y naciones.

    La Agricultura normalmente se refiere a la ganadería y la cría de plantas y todo lo que se refiere a la producción de alimentos, es decir, a la actividad integral conocida como Agropecuaria. En los tiempos modernos, el cultivo de plantas ha prescindido de los antiguos métodos de cultivo y puede llegar a ser una labor muy complicada. La plantación de semillas ya no es simplemente inyectada a un pedazo de tierra y luego de un lapso de espera a que crezcan, iniciar la cosecha de los sembradíos. Los Agricultores modernos, en la actualidad, en forma previa revisan los niveles de pH del suelo para ver si, de hecho, una planta en particular llegaría a prosperar en ese entorno.

    Las modernas técnicas agrícolas, como la rotación de cultivos y la aplicación de fertilizantes y pesticidas se usan ampliamente para obtener un aprovechamiento máximo de la tierra. Labrar la tierra no obedece a un mecanismo automatizado, por el contrario, la moderna tecnología en esta área, le ofrece al Agricultor, mayores y mejores recursos para personalizar y optimizar aún más los cuidados y conocimientos del agro y a través del mundo.

    Comparativamente, la aplicación de plaguicidas se ha convertido en una tarea que se puede completar en cuestión de minutos, respecto del trabajo de días que antes esta tarea agrícola significaba. Tal vez, la innovación más asombrosa de la tecnología moderna para el campo de la agricultura es la aplicación de la ingeniería genética en el área de las plantas y la fitología en general. Algunos agricultores ya están usando organismos genéticamente modificados (OGM), que permiten a los cultivos ser más resistentes a los insectos y menos vulnerables a las enfermedades.

    En el área de la ganadería, la modernización también ha alcanzado gran popularidad. Los científicos especializados en animales han desarrollado innovadoras tecnologías que harían bajar el contenido de grasa en los alimentos cárnicos, de tal forma lograr reducir al mínimo la amenaza de las enfermedades del corazón -primera causa de mortandad en la mayoría de los países, especialmente de aquellas enfermedades vinculadas a los alimentos y a sus índices de colesterol. Estas tecnologías tendientes a la manipulación genética –y por tanto, a la clonación y a los procesos transgénicos- están teniendo, sin embargo, la resistencia de todo tipo de grupos sociales, ecológicos y humanitarios que se oponen a la manipulación de la naturaleza y a las transgresiones ético-espirituales, debido a las consecuencias desconocidas que pueden ser provocadas a través de estos métodos no naturales.

    El campo de la Agricultura es, de hecho, la columna vertebral de toda sociedad, puesto que los alimentos que se derivan de sus múltiples fuentes, constituyen el sustento que satisface las necesidades más básicas que posee la población mundial –una necesidad alimenticia de 5 mil millones de personas, que continúa siendo un gran desafío y una vasta tarea a realizar, debido a que la población, según las teorías demográficas, se duplica cada 30 años. Si la proyección del número de personas a alimentar no cambia durante estos años, se hará necesaria la multiplicación de cursos y carreras agropecuarias y agrícolas, para que aumente el equilibrio de la relación entre la población y la producción de alimentos.