Estudiar en Múnich, Alemania



Estudiar en Múnich, Alemania

Múnich es la capital cultural de Baviera, la región del sur de Alemania conocida por su hospitalidad festiva, su gente de fácil trato y su abundante comida. Tiene una población de más de un millón de habitantes, por lo que es una de las ciudades más grandes de Alemania, pero todavía es mucho menor que, por ejemplo, Berlín.
 
Múnich es vista como mucho más habitable que muchas otras ciudades alemanas, pero sigue siendo bastante agitada. La circulación vehicular es notoriamente mala, sobre todo durante las horas pico, y la gran cantidad de personas que viven y trabajan en la ciudad pueden hacer que parezca un poco abarrotada. Afortunadamente, hay un sistema de transporte público muy moderno y de alta calidad, por lo que hay poca necesidad de trasladarse a menos que estés caminando por el centro de la ciudad. El sistema combina tranvías, autobuses y dos sistemas de trenes (que cubren la ciudad misma y que abarcan los suburbios de los alrededores y ciudades dormitorio), por lo que es seguro que podrás encontrar una manera de llegar a donde necesitas ir. Hay boletos semanales muy baratos disponibles que son perfectos para los estudiantes y trabajadores que planean estar en Múnich durante un periodo prolongado de tiempo, ya que una de estas tarjetas de largo plazo te puede ahorrar una cantidad considerable de dinero.
 
La cultura bávara gira en gran medida en torno a los alimentos, y encontrar algo bueno para comer es tan simple como salir de casa. Los platos bávaros suelen ser tener gran cantidad de carne, pan y queso. Como toda Alemania, Múnich es particularmente aficionada a las salchichas y embutidos de todo tipo se pueden comprar en los restaurantes - de hecho, a veces puede parecer que todas las comidas que compras tiene un poco de salchicha como ingrediente. También puedes probar de uno de los platillos favoritos de Múnich llamado Schweinsbraten, un plato de cerdo asado proveniente de Baviera. Múnich también tiene varias panaderías excelentes donde se pueden encontrar tortas de chocolate muy ricas, así como otros tipos de pasteles y postres. Con cualquier comida, es por supuesto esencial tomar una cerveza.
 
Por supuesto, uno de los aspectos más famosos de la cultura de Múnich es el Oktoberfest, la fiesta anual de todo lo que tiene que ver con la cultura bávara. Mucho más que un simple festival de consumo, Oktoberfest incluye deliciosa comida de varios tipos, música, baile y una experiencia cultural casi abrumadora. También hay una gran cantidad de cerveza que se sirve. Los bávaros son famosos por elaborar- y beber - cerveza, y el Oktoberfest  es el epítome de ese aspecto de la cultura. Si no estás interesado en participar en la Oktoberfest, es posible que desees salir discretamente fuera de la ciudad por unos días, ya que es probable que esté demasiado concurrida sobre todo por turistas extranjeros atraídos por la reputación del festival.
 
Más allá del Oktoberfest, hay una gran variedad de actividades en las que puedes participar durante el tiempo que permanezcas en Múnich. La ciudad es conocida por sus museos, monumentos y edificios históricos, todos muy bien conservados. Las atracciones van desde castillos medievales hasta galerías de arte moderno, museos de historia y cultura y conciertos que tienen lugar en escenarios esparcidos por toda la ciudad.