Estudiar en Anchorage, Estados Unidos



Estudiar en Anchorage, Estados Unidos

Los turistas y estudiantes que llegan a Estados Unidos con mucha frecuencia pasan por alto a Alaska. Fría, remota, y aparentemente aislada del resto de los Estados Unidos, parece como si fuera el último lugar que cualquiera escogería para recibir educación. Los que la ven más de cerca, sin embargo, con frecuencia descubren en este estado único al extremo norte un encanto y atractivo propios, particularmente en la capital del estado, Anchorage.

Las raíces históricas de Anchorage permanecen envueltas en el misterio –fue fundada a finales del siglo XVIII o principios del siglo XIX por colonizadores rusos y creció a un ritmo constante como resultado del descubrimiento de metales preciosos en sus alrededores. Después de convertirse en parte de los Estados Unidos, la ciudad fue testigo del influjo de inmigrantes atraídos por el encanto del oro. Desde entonces, a medida que los viajes por tren, mar y aire se han vuelto más sofisticados, Anchorage ha sido vista como el puente entre Alaska y el resto de los Estados Unidos.

Como el estado que representa, la principal característica de Anchorage es su belleza natural perfecta. La ciudad está enmarcada por las azules aguas glaciales del Atlántico Norte en dos lados y por el tercero por una elevada pared de montañas completamente libres de asentamientos humanos. Este páramo, salpicado con lagos cristalinos y extensas vistas, es fácilmente accesible desde la ciudad y permite maravillosas oportunidades para la recreación y la investigación. También es considerado como uno de los destinos más pintorescos en todo Estados Unidos. Como en el resto de Alaska, es claro que es la naturaleza, y no los hombres, quien domina el paisaje. De hecho, el mismo centro de Anchorage es frecuentemente visitando por la espectacular vida salvaje ¡incluyendo alces y osos!

Los que encuentran toda esta rusticidad natural un poco abrumadora pueden refugiarse en la calidez y comodidad del centro de Anchorage. Separado por el agua y las montañas en diversas y distintas mini ciudades, Anchorage frecuentemente puede parecer una población mucho más pequeña y los visitantes algunas veces olvidan que se encuentran en la capital del estado. Aún así, a pesar de ese sensación de una ciudad pequeña, Anchorage alberga una amplia variedad de museos y atracciones culturales, la mayoría de los cuales acentúan su particular e histórico tapiz cultural. Nunca faltan cosas por hacer en Anchorage, incluso para los residentes permanentes que se quedan durante el oscuro y gélido invierno.

Aún cuando típicamente no es vista como una ciudad universitaria, Anchorage alberga 4 instituciones de educación superior. Éstas varían ampliamente en tamaño y filosofía de enseñanza, desde el gran campus público de la Universidad de Alaska en Anchorage hasta la pequeña y poco común Universidad Alaska Pacífico (APU). La APU es famosa por sus particulares programas de estudio de exteriores, sus cursos de viaje y su enfoque en el aprendizaje activo y experimental. Anchorage también presume de instituciones profesionales establecidas para satisfacer las necesidades de adultos con trabajos de tiempo completo.

Con sus amigables residentes, su ubicación en el medio del asombroso paisaje alaskeño, y sus oportunidades únicas de estudio, Anchorage es el lugar perfecto si estás buscando una experiencia como ninguna otra.